La Plataforma por la Enseñanza Pública Safor-Valldigna anuncia movilizaciones


La Plataforma estatal por la Escuela Pública pelea la posibilidad de convocar una huelga para el mes de octubre o noviembre.




 

La Plataforma por la Enseñanza Pública Safor-Valldigna anuncia movilizaciones

Los diversos colectivos, partidos políticos, sindicatos, asociaciones de padres y de alumnos que integran la Plataforma por la Enseñanza Pública Safor-Valldigna se reunieron ayer lunes en Gandia para consensuar medidas y movilizaciones de cara al final de curso e inicio del siguiente. La Plataforma no está de acuerdo con la LOMCE, los recortes y la implantación de un calendario escolar que ha sido rechazado por todos los sindicatos y AMPA.

Entre las medidas aprobadas de cara al final de curso se encuentra la organización de fiestas reivindicativas de fin de curso en las escuelas y los institutos. Durante estas fiestas se harán visibles las carencias que sufre cada centro con carteles y fotografías que se enviarán a la Conselleria de Educación y se harán públicos en las redes sociales.

Y, finalmente, se ha planificado una acampada en Conselleria entre el 16 y el 18 de julio, en el que participarán varios centros y colectivos especialmente afectados por los recortes.

Además, la Plataforma por la Enseñanza Pública Safor-Valldigna instará a los ayuntamientos de la comarca a hacerse cargo y adoptar las medidas necesarias que dan cobertura de comedor a los alumnos más necesitados durante el mes de julio.

De cara al curso que viene, la Plataforma comarcal también ha anunciado movilizaciones. De hecho, la intención es que el curso no empiece con normalidad, a fin de llamar la atención de la sociedad en general sobre los grandes problemas y los ataques que está sufriendo la escuela pública por parte de la Conselleria de Educación.

Por otra parte, la Plataforma estatal por la Escuela Pública pelea la posibilidad de convocar una huelga para el mes de octubre o noviembre. En la Safor-Valldigna, de hecho, ya se ha hablado de hacer una convocatoria de hasta tres días de huelga, uno para cada colectivo afectado directamente por los recortes en la educación pública y contra la LOMCE.