El Pleno Extraordinario de Oliva aprueba un nuevo Plan de Ajuste


La Teniente de Alcalde delegada de Hacienda, Ana Morell, presentó ayer en el Pleno Extraordinario celebrado en el Ayuntamiento de Oliva un nuevo Plan de Ajuste que, finalmente, fue aprobado con los votos favorables del grupo municipal socialista y del grupo Bloc-Compromís. Proyecto Oliva y Gent d’Oliva se abstuvieron, mientras que el PP votó en contra.




 

El Pleno Extraordinario de Oliva aprueba un nuevo Plan de Ajuste

Este nuevo Plan de Ajuste sustituye el que aprobó en 2012 en solitario el PP.  El nuevo plan aprobado ayer ha sido posible debido a una resolución del 13 de mayo de 2014 de la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local, por la cual se establece la modificación de determinadas condiciones financieras de las operaciones de endeudamiento subscritas por los ayuntamientos para el pago a los proveedores.

El Plan de Ajuste aprobado en abril de 2012, suponía un impacto muy elevado sobre el impuesto del IBI, puesto que se contemplaba dos medidas: el incremento del 5% del tipo de interés y el efecto de la revisión catastral, y la previsión de ingresos la siguiente:

Esta previsión de ingresos respecto al IBI de naturaleza urbana suponía un incremento anual acumulado sobre el recibo de los ciudadanos de un 5% durante 10 años, de forma que por un inmueble con un valor catastral de 95.000 euros, en 2013 se correspondía un IBI de 500 euros, mientras que el 2022 le supondría un IBI de 719 euros.

Este incremento de más del 43% se consideraba desproporcionado y sobredimensionado, puesto que la carga fiscal no tiene que recaer sólo sobre un solo tributo.

El objetivo de este nueva propuesta es el de sustituir medidas que se plantearon el 2012 que no son posibles cumplir, igual que se disminuye la carga fiscal en la previsión de ingresos y se distribuye de una forma más equitativa para evitar el excesivo y sobredimensionado impacto sobre el IBI urbana. Así mismo se incorporan nuevas medidas de ahorro y control del gasto, puesto que no consiste este plan de ajuste en sólo ingresar más, es igual de importante controlar y reducir el gasto.

El nuevo Plan aprobado ayer mismo tiene como objetivos prioritarios sustituir las medidas aprobadas el 2012 por el anterior plan, disminuir la carga fiscal, redistribuir de forma más equitativa la carga fiscal para evitar que no se actúe tanto sobre el IBI y, finalmente, nuevas medidas de ahorro y de contención del gasto.

Dentro del nuevo Plan de Ajuste se incluye una subida del IBI Rústica del 0.5% actual al 0,55% para el 2015 y al 0.6% el 2016.

Otra de las novedades que incorpora este nuevo documento es un impuesto a los cajeros de entidades bancarias que se encuentran en dominio público y que, hasta ahora, no tributaban a las arcas municipales.

La tercera de las novedades es la revisión e inspección de los vados que ya se inició en Oliva Nova el año pasado y que ahora continuará en toda la ciudad. Las otras dos novedades son las revisiones del impuesto de construcciones y de quioscos, mercados y chiringuitos.

En cuanto al control del gasto, el nuevo Plan de Ajuste prevé para el 2014 un ahorro de 174.000 euros y de 2015-2022 un ahorro de 186.800 euros.