Condena inmobiliaria singular en Gandia


El juez condena a un hombre a no usar su casa en Gandia durante tres años por alquilarla para fiestas.




 

Condena inmobiliaria singular en Gandia

El juzgado de Primera Instancia número 4 de Gandia ha condenado a un hombre a no poder hacer uso de su vivienda durante un período de 3 años por haberla alquilado en repetidas ocasiones para organizar fiestas y tras las denuncias de sus vecinos por las molestias de ruido que generaba, así como el uso inadecuado de las instalaciones comunes y tuvieron que solicitar en numerosas ocasiones la presencia policial.

El Presidente de la Asociación de Alquiler de Apartamentos de Gandia (ALOGA) Óscar Ferrairó ha explicado que la comunidad de vecinos del edificio, situado en la playa de Gandia denunció al propietario del apartamento por las fiestas que se organizaban en su inmueble desde el año 2009.

El juez entiende que el vecino ha alterado la paz y el bienestar del resto de vecinos, causándoles constantes molestias por lo que le prohíbe seguir alquilando su piso para fiestas, y merece la sanción máxima de privación del uso del inmueble por un plazo de tres años.