La mujer española pisa fuerte en el mundo del calzado


Según los datos recogidos en el estudio Hábitos y actitudes de los españoles ante los zapatos:




 

La mujer española pisa fuerte en el mundo del calzado

El tacón alto o de aguja se usa más cuanto más joven se es

 

#foto2der# Decir que, el zapato es cosa de mujeres, puede parecer  una  afirmación  exagerada a primera vista, pero si contamos que los zapatos les gustan a un 82% de españolas frente a un 58% de los españoles, que las mujeres se fijan el doble que los hombres en los zapatos que llevan otros, que  ellas  suelen  tener  una media de 13 pares de zapatos mientras que ellos tienen  7,  que  comprar zapatos les resulta una actividad mucho más agradable que  a  los hombres y que no necesariamente compran unos zapatos nuevos cuando tienen  otros  viejos,  la frase parece justificarse.

 

 

Estas son algunas de las conclusiones  generales  que  se desprenden del estudio Hábitos y actitudes de los  españoles  ante  los  zapatos  realizada  entre  2.500  personas para la Federación  de Industrias del Calzado Español (FICE) dentro de la campaña Zapatos de España.

 

Es cierto que a los españoles les gustan los zapatos a tenor de los resultados de  la  encuesta,  siete  de cada diez entrevistados así­ lo manifiesta, aunque sobre  todo  son  las españolas (82%), en un porcentaje muy superior al de los hombres  (58%),  las  que  lo tienen más claro. Y aunque en términos generales gustan  en  toda  España,  parece que despiertan mucho más interés en Canarias (80%), Andalucí­a (76%), Castilla y León (74%) y Madrid (73%).

Este interés que siente  la  mujer  por el zapato se corresponde también con la atención que le prestan al que llevan otros: seis de cada diez mujeres (62%), frente a tres de cada diez hombres (32%) dicen fijarse siempre en los zapatos que llevan otras personas. Por  el contrario,  donde  sí­  parece  que  existe una igualdad de criterios  entre  hombres  y  mujeres es en considerar que el zapato define la personalidad de quien lo lleva. Tres de cuatro españoles así­ lo piensan.

 

Las  personas  encuestadas  dicen  tener  una media de 10 pares de zapatos (12 pares de zapatos  ellas, 7 pares ellos). Aquí­ la gama de tramos es amplia, y oscila  entre  el  5%  de españoles que cuenta con uno o dos pares y el 4% que asegura  tener  entre 25 y 34 pares, aunque en general suelen usar unos tres o cuatro  pares de zapatos por temporada. Por tramos de edad, los encuestados de entre  26 y 35 años parece ser el grupo que más zapatos tiene, con 12 pares de media. Por Comunidades Autónomas, los ciudadanos canarios destacan de nuevo con  otros 12 pares de media, seguido por los madrileños, gallegos y baleares, con  11. Entre los más austeros se encuentran los asturianos y vascos, con 8 pares.

 

¿Comprar  zapatos  es un placer o un deber? Pues para el 62% de las españolas es  una  actividad  placentera, mientras que sólo se percibe así­ por el 33% de los  hombres. Si lo analizamos por CC. AA. vuelve a destacar Canarias, con un 64% de los entrevistados los que  lo consideran una actividad agradable, seguidos de los murcianos (58%), los andaluces (54%), los castellano-manchegos y  extremeños (53%), así como para los riojanos, aragoneses y cántabros, con 52%. Mientras que la balanza se inclina más hacia el lado de la obligación para  las CC. AA. de baleares (51% frente a 44%), de Asturias (48% versus 44%), Galicia (46% vs. 43%) y  País Vasco (49% vs. 44%).

 

Guste  más o guste menos, el caso es que cuando los españoles van a comprar zapatos  un 56% lo hace solo y un 46% acompañado.

 

¿Y quién les acompaña? Pues al  hombre, fundamentalmente su pareja (80%), y en mucha menor medida, y sobre todo cuando se trata de jóvenes, su madre (11%) o un amigo. Es el caso de la mujer la gama de acompañantes es más amplia. La pareja sigue siendo la primera opción (35%), pero muy repartido con: una amiga (28%), la madre (22%), hija/s o una hermana.

 

A tenor de la encuesta Hábitos y actitudes de los españoles ante los zapatos, cada  español se compra para sí­ mismo como media entre tres y cuatro pares de zapatos al año gastando un precio medio de 50 euros en cada par, aunque 1 de cada 4 españoles de más de 46 años compra zapatos de más de 70 euros. Muy por encima de la media destacan baleares (59%), Cantabria y Paí­s Vasco (56%) y Cataluña (55%).

 

En el estudio vemos igualmente que no sólo compran para sí­, sino que también lo hacen para otros (6 de cada 10 mujeres, frente a 2 de cada 10 hombres).

 

 

A zapato viejo, zapato nuevo

 

Los  momentos  más  habituales de compra de zapatos son los siguientes: cuando unos ya se  quedan viejos, cuando se tiene una celebración, cuando se encuentran unos a buen precio, en el comienzo de temporada y en rebajas (En el caso de las mujeres prevalece el hecho de tener una ocasión especial a tenerlos viejos o el comienzo de la temporada, y combinarlos con ropa al precio).

 

Los  atributos que más se valoran del propio calzado es su calidad (96%), seguida del hecho  de que gusten o se consideren bonitos (86%). Se valora también muy positivamente que encajen con el estilo de vida de cada uno (84%), característica más valorada por las mujeres que por los hombres, y que sean duraderos (79%), más por los hombres que por las mujeres.

 

 

La calidad y el diseño, caracterí­sticas que mejor definen el calzado español

 

Precisamente  es  la  calidad  la característica que define en mayor medida el zapato español, según los entrevistados, seguidos del diseño, la comodidad, y la  piel.

La puntuación que los españoles le dan a los distintos atributos de nuestro calzado se sitúa en  el notable, lo cual demuestra que su grado de aceptación es muy alto, pero creemos que si lo conocieran un poco más, la puntuación serí­a más alta. Por eso estamos trabajando desde Zapatos de España, para que el zapato español sea valorado en nuestro paí­s de la manera que lo es actualmente en el mercado internacional, declara Rafael Calvo, presidente de FICE.

 

El  estudio  también se detiene en analizar la influencia de la ropa en el calzado y viceversa. De esta manera podemos saber un 63% de los entrevistados asegura elegir el calzado en función  de la ropa, un 12% elige la ropa en función  del  calzado y un 22% no lo tiene claro. Pero el hecho de que la ropa sea  un  criterio  para  elegir  calzado  no quiere decir que los españoles le presten más atención a una que a otro. Así­, un 56% de los españoles (60% en el caso  de  las  mujeres,  51%  en caso de los hombres) dicen prestarle la misma atención a los dos.

 

 

6 de cada 10 mujeres le gusta estar al dí­a sobre las modas o tendencias del calzado

 

La afirmación de que la moda es predominantemente femenina encuentra también su réplica en el calzado, y es que a un 65% de las mujeres frente al 31% de los hombres les gusta estar al día en las tendencias del calzado, y en mayor medida cuanto más jóvenes son -el 64% en las jóvenes de 16 a 18 años (media 50%).

 

En general las primeras fuentes de información de moda son los escaparates (69%), las revistas (42%) y los programas de televisión (15%), aunque resulta también reseñable que los hombres le prestan más atención que las mujeres a ver lo que hay en la calle (10% frente a 6%), a comentar el tema con los amigos (7% vs. 4%) o a informarse por Internet (5% vs. 2%).

El hecho de que a 8 de cada 10 mujeres le gusten los zapatos también se corresponde  con un mayor gusto por la variedad de estilos. De esta manera conocemos  que  el  61%  de las mujeres les gusta llevar estilos diferentes de zapatos, frente a las que se definen fieles a uno único (38%). No obstante, con un estilo u otro, los que más se compran son los de tacón medio, seguidos de los planos y los cómodos en general.

 

Ponerse uno u otro depende obviamente de la ocasión: para ir a trabajar, ir de compras y en el tiempo libre, los zapatos preferidos por las españolas son los planos y los cómodos. Este gusto  por el zapato plano parece tener en las mujeres catalanas (47%), navarras (46%) y gallegas (45%) sus más firmes partidarias situándose muy por encima de la media (36%). En el polo opuesto se encuentran las canarias y vascas, con un 23% en cada caso.

 

Por el contrario, para ocasiones especiales son los zapatos de tacón alto y aguja los preferidos  (48% de aceptación) por delante de los de tacón medio (43%). En el momento de salir, sin que tenga que ser necesariamente una ocasión especial, siguen ocupando, de la misma manera, un lugar destacado en las preferencias de las españolas. Esta situación es clarí­sima en el caso de las chicas más jóvenes (16-18 años) que prefieren llevar tacón alto o de aguja mayoritariamente en todas sus situaciones. Lo mismo sucede con las de 19 a 25 años, quienes además del zapato plano, si tienen que elegir tacón prefieren el alto o de aguja (32%) al medio (28%).

 

 

Los adolescentes imponen su criterio

 

#foto3izq# En el estudio se recogen también cuál es el comportamiento del adolescente en la  compra de zapatos visto por sus madres y es en esa compra donde las madres españolas tienen ya uno  de los indicios más claros del proceso de independencia que se les presenta por delante, y es que más de 6 de cada 10 madres en edades comprendidas entre 35 y 55 años reconocen sin rodeos que cuando compran zapatos para sus hijos son sólo ellos lo que deciden.

Dos de cada diez mujeres dicen llegar a un acuerdo, y sólo una acaba imponiendo su criterio.

 

 

¿Y cuales prefieren los chavales?

 

Pues los de moda y los que llevan sus amigos.