El gobierno del Partido Popular de Gandia anuncia una moción de regeneración democrática


Víctor Soler, ha comparecido ante la rueda de prensa manifestando la intención de crear unas medidas que den mayor participación al pueblo. Señala la importancia de una reconciliación entre los ciudadanos y la política.




 

El gobierno del Partido Popular de Gandia anuncia una moción de regeneración democrática

El portavoz del gobierno de Gandia, Victor Soler, ha declarado esta mañana una moción para el pleno de esta misma tarde. Una moción que va en la línea de aplicar propuestas de regeneración democrática y de mayor participación pública en los órganos legislativos de Las Cortes Valencianas. El secretario del PP de Gandia, señala la necesidad de unas medidas que “urgen”, unos mandatos que inciten a una reconciliación entre los ciudadanos y la política, unas decisiones que den un mayor poder al pueblo y  que estimulen una mayor fiscalización.

 


El presidente de la Generalidad Valenciana, Alberto Fabra, ha lanzado varios mandatos que pretende debatir hoy mismo el Gobierno de Gandia en el pleno municipal. Entre estas medidas se encuentran la reducción del número de diputados en las Cortes Valencianas, que suponen un ahorro de un millón y medio de euros; la elección de 1/3 de los diputados por parte de los ciudadanos a través de circunscripciones uninominales; la posibilidad de plataformas de ciudadanos independientes que pudieran presentarse y ser elegidos como diputados autonómicos para defender sus propuestas como diputados. Además, otras de las propuestas en este paquete de reformas legislativas es la supresión del aforamiento de los diputados autonómicos. Ante esto, Soler declara: "Ya está bien de que los políticos tengan privilegios con los que los ciudadanos normales no cuentan".


Para finalizar, proponen dos últimas preceptos, por un lado, abrir las Cortes a los ciudadanos impulsando un calendario de trabajo más amplio , y por otro lado, plantear un nuevo proyecto de ley  de iniciativa legislativa popular.

 

Unas medidas de regeneración democrática que pretenden fomentar una nueva forma de hacer política: "más sincera, más directa, más eficiente, más ejemplar y más austera", asegura Soler.