El Gobierno de Gandia responde al PSOE y defiende los presupuestos de 2014


Guillermo Barber, Teniente de Alcalde de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Gandia, ha defendido los presupuestos del año 2014 de las acusaciones de ilegalidad vertidas por el concejal socialista Vicent Mascarell esta mañana en rueda de prensa. 




 

El Gobierno de Gandia responde al PSOE y defiende los presupuestos de 2014

Según Barber, “ninguno de los bancos a los que no se les ha consignado dinero para pagarles ha impugnado los presupuestos, solo lo ha hecho el partido socialista”. Además, Barber ha afirmado que desde el Ayuntamiento se está trabajando para solucionar la situación provocada por la gestión de los anteriores gobiernos socialistas.

El grupo popular confía plenamente en la justicia. Si el juez considera que los presupuestos son ilegales, el gobierno obrará con responsabilidad, asumirá la sentencia, y hará los cambios necesarios. Si por el contrario, los juzgados lo ratifican, el ejecutivo de Arturo Torró seguirá trabajando por el bien de todos los gandienses.

Para el teniente de Alcalde, los socialistas “no pueden dar lecciones de gestión”, ya que “cuando dejaron de gobernar no pagaron más de 80 millones de euros” que se debían en créditos y contratos con diferentes proveedores. Unas cifras que, apunta Barber, podrían ser incluso mayores si se cuentan las deudas contraídas con empresas públicas y las “concesiones ruinosas”.

“El partido socialista se preocupa más por los intereses de las entidades financieras que por los de los ciudadanos gandienses” ha afirmado Barber, que también ha recordado que la ciudad va bien como reflejan los datos de paro. En el último mes, 515 personas encontraron trabajo. 

Barber ha asegurado que “el PSOE y Mascarell han hecho el mayor de los ridículos que un servidor público ha hecho en la historia de este gobierno, mintiendo e inventándose datos”. Unas mentiras y unas falsedades que, en palabras del Teniente de Alcalde, solo tienen el objetivo de entorpecer la gestión del Gobierno popular presidido por Arturo Torró e intentar volver al poder para llevar a la ciudad de Gandia a la ruina.