El Gobierno de Rótova sentenciado por prohibir la filmación de plenos


El juzgado impone el pagamiento de los costes al Ayuntamiento de Rótova.

Jordi Puig, portavoz de Compromís: “Ahora tendremos que pagar por la voluntad de recortar la libertad por parte del gobierno”.




 

El Gobierno de Rótova sentenciado por prohibir la filmación de plenos


El Gobierno Popular de Rótova ha sido juzgado por impedir a Compromís grabar el pleno celebrado el 3 de marzo de 2014. La condena sanciona la vulnerabilidad de los derechos fundamentales de comunicar y, recibir información -contemplado en el artículo 20 de la Constitución-, así como el derecho de participación política. La Fiscalía Provincial de Valencia  estimó la nulidad de la prohibición de filmar en los plenos.

 

Jordi Puig -portavoz de Compromís per Rótova-,  se muestra satisfecho con la decisión de la jueza, ya que “los derechos fundamentales de las personas no pueden anularse por mayoría de un pleno”, asegura. Asimismo, el portavoz protesta por los costes que va a suponer al municipio de Rótova la defensa del Gobierno Popular -liderado por Toni Garcia-. “No es justo que se gaste el dinero del municipio para defender una acción que coarta la libertad”, protesta Puig. Compromís per Rótova declara que devuelven al Ayuntamiento una normalidad democrática que les habían quitado.

 

Por su parte, Toni García, alcalde de Rótova,  defiende que se había aprobado un acuerdo plenario por mayoría, en el cual se había llegado a la conclusión de que los plenos no se grabarían. No obstante, el primer edil, deja muy claro que a partir de ahora se rodarán los plenos “como así dicta la sentencia”, afirma. De este modo, también argumenta que las grabaciones de los plenos “se colgarán de ahora en adelante en la página web del Ayuntamiento para que todo el mundo pueda acceder a ellos”.