Tavernes de la Valldigna continúa con los operativos especiales de la policía local en verano


La policía local ha confiscado más de 400 prendas falsificadas y está logrando frenar el botellón en zonas dónde esta práctica era habitual. 




 

Tavernes de la Valldigna continúa con los operativos especiales de la policía local en verano

El pasado fin de semana, la policía local ha abordado diferentes acciones para luchar contra problemas como el botellón, el ruido en las calles, la posesión de drogas o los actos vandálicos.  Seis patrullas dirigidas por el Intendente Jefe fueron las encargadas de llevar a cabo el dispositivo.

Un operativo que se inició con un control de la venta ambulante no autorizada en la zona de La Goleta. Una operación que finalizó con la incautación de más de 400 prendas y accesorios de marca falsificados. Unos objetos que fueron abandonados por los vendedores tras huir de la autoridad policial.

Durante toda la noche del sábado, también se realizaron diversos controles de vehículos y personas en la zona del Canal de Defensa, de la Goleta y en las entradas y salidas a la playa. 39 vehículos fueron examinados por agentes y se efectuaron cuatro controles de alcoholemia, todos con un resultado negativo.

También, se ejecutaron varias actuaciones para prevenir el botellón en la playa y en las proximidades de los locales de ocio nocturno. Se realizaron varios controles preventivos que tienen como objetivo disuadir de la actividad. Así, la policía local de Tavernes ha podido erradicar esta práctica en algunos puntos donde era habitual.

Además, los agentes también vigilaron que se cumplieras los horarios de cierre de los establecimientos de ocio y se realizaron varias pruebas de medición de sonido en los alrededores de estas zonas. De esta manera, se comprobó que los niveles de sonido no excedían los límites permitidos, por lo que los locales pudieron realizar su actividad con total normalidad.