CGT-La Safor denuncia explotación laboral en el sector hostelero de la Playa de Gandia


La Confederación General de Trabajadores de La Safor (CGT) ha denunciado la explotación laboral y la precariedad que están viviendo numerosas personas empleadas en bares, restaurantes y chiringuitos de la playa de Gandia.




 

CGT-La Safor denuncia explotación laboral en el sector hostelero de la Playa de Gandia

Según el sindicato, la temporada estival viene marcada por denuncias constantes ante el trato vejatorio y abusivo por parte de algunos empresarios hosteleros. La Federación Sindical de La Safor sostiene que en lo que va de verano han registrado cerca de 40 casos de malas prácticas laborales, procedentes del sector hostelero.

Recientemente, el sindicato ha llevado a los tribunales el despido improcedente de una trabajadora de un conocido restaurante de la playa. Según esta organización, el despido se produjo durante una baja por depresión causada «por el trato denigrante que recibía en el trabajo por parte de la empresa y de sus jefes».

La empleada, que ha preferido ocultar su identidad, acudió el pasado mes de julio a urgencias con una fuerte crisis de ansiedad. Tras administrarle los fármacos necesarios, fue derivada a su médico de cabecera quien le concedió la incapacidad temporal y, tras esto, vino el despido. La empresa no quiso cubrirle la indemnización que legalmente le corresponde. Por este motivo, el sindicato ha iniciado acciones legales para que se le puedan reconocer sus derechos. Además, denuncian las malas prácticas ejercidas no solo contra ella, sino contra seis de sus compañeras que se vieron obligadas a pedir la baja por depresión o a abandonar el trabajo por no poder soportar más estos malos tratos.

El miembro de la Confederación General de Trabajadores de La Safor, Marc Bañuls, atribuye estos abusos a los contratos de obra temporal que realizan los empresarios en época estival, donde se acuerda un sueldo base pero no se especifican las horas a realizar.

«Una situación que, lejos de crear riqueza y prosperidad, solo crea explotación, precariedad y miseria con sueldos de hambre, jornadas laborales de 12 y 14 horas, así como humillaciones hacia el trabajador». Cada día son más numerosas las denuncias y quejas que recibe el Sindicato por continuos abusos sufridos por las trabajadoras en verano: salarios de hambre, jornadas laborales de 12 y 14 horas sin días festivos, abusos y humillaciones por parte del empresariado gandiense. Saben que este no es el único caso y que la precariedad y la explotación laboral están generalizadas en la Playa de Gandia, especialmente en el sector de la hostelería.

La CGT-La Safor continuará denunciando esta situación, trabajando por la defensa de todas las personas trabajadoras que sufren explotación y precariedad, y luchando por el reparto del trabajo y la riqueza, para conseguir un modelo turístico sostenible y respetuoso con las trabajadoras y el medio ambiente.