El Delegado del Gobierno se reune con los alcaldes del sur de La Safor


Antonio Bernabé, Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana se ha reunido con los alcaldes de los cuatro municipios de la comarca de La Safor afectados por la travesía de la N-332, para establecer un calendario de trabajo y aclarar las posibles dudas sobre el proyecto que ya está en marcha, de la ronda comarcarl. Un proyecto que va a sacar la carretera del núcleo urbano de los municipios de Bellreguart, Oliva, Alqueria y Palmera y que además va a convertir la nueva ronda en Autovía.




 

El Delegado del Gobierno se reune con los alcaldes del sur de La Safor

La reunión mantenida en el Ayuntamiento de Oliva, ha sido calificada como positiva tanto por el Delegado del Gobierno, como por los alcaldes de los municipios del sur de la Comarca que han asistido a la misma.

Una reunión en la que Bernabé aseguraba se ha hablado ya de presente y no de pasado, de hecho se han expuesto las posibilidades y el plan de obra. Bernabé es consciente, así lo ha reconocido , del retraso de más de 25 años que se tiene en el desvío de la carretera. Un retraso del que no se puede hacer responsable, pero como contrapartida, se ha comprometido a trabjar con ahínco en que el proyecto ahora sea una realidad en el menor tiempo posible. Es por ello, que ya se ha adjudicado el estudio de viabilidad del proyecto, y se pretende hacer correr los plazos de forma paralela con el estudio de impacto ambiental, de modo que las obras se puedan llevar a cabo de forma casi inmediata.#foto2der#

El alcalde de Oliva, Salvador Fuster, ha calificado la reunión de muy positiva, ya que asegura en estos momentos se está viendo el final de un tunel que ha sido muy largo y oscuro. Además, Fuster confía en poder trabajar conjuntamente con los otros municipios afectados, y en colaboración con el Ministerio y la Generalitat, ya que es un tema urgente el que hay que solucionar, ofrecer más seguridad a los ciudadanos que vivien en la Safor y a los que circulan por nuestras carreteras.

En lo que se refiere a la AP-7, de momento es imposible que se lleve a cabo la liberalización del peaje, pero el delegado se ha comprometido a trasmitir al Ministerio la petición que hace unos días realizaron los componentes de la Plataforma de Oliva, para que los camiones pesados sean desviados por la autopista y no atraviesen los núcleos urbanos