Oliva denuncia la mala gestión del Parque Natural del Marjal


Una situación de abandono donde las platas invasoras están ocupando y taponando las principales arterias hídricas del paraje natural.




 

Oliva denuncia la mala gestión del Parque Natural del Marjal

 

Pepe Salazar, portavoz del grupo municipal Gent d’Oliva y Concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Oliva, denuncia públicamente el estado de abandono del parque Natural del Marjal Oliva- Pego. Desde el Consistorio protestan por la falta de limpieza y vigilancia en esta zona. Según declaran,  no se emprenden los trabajos necesarios para la erradicación de las plantas exóticas invasoras.

 

Hace un año se produjo una visita de la Dirección General del Medio Natural, y desde entonces, según confirma Pepe Salazar, no se han tomado las medidas necesarias para la preservación del medio natural. “Nos escandaliza la situación de abandono del paraje natural del Marjal, sobre todo teniendo en cuenta las zonas  de máxima protección abarrotadas de inmundicias y escombros de todo tipo”, asegura indignado el portavoz.

 

 

Asimismo, desde Gent D’Oliva, hacen especial hincapié en la proliferación de las plantas exóticas. “Es muy preocupante ver como una de las principales arterias hídricas del parque natural es invadida, dificultando el curso del agua por el cauce del río con total normalidad”.

 

En estos momentos, gran parte del Río Racons está cubierto por la planta Ludwigia uruguayensis, entremezclada con la Egeria Densa, invadiendo acequias y valles, formando una especie de tapiz denso que impide la supervivencia de las plantas acuáticas autóctonas -protegidas por ley-.

 

Pepe Salazar, recuerda que para combatir y erradicar este problema, la brigada de mantenimiento realizaba a principio de verano dos tratamientos. En el río Bullent, la invasora Egeria Densa no se erradica manualmente, causando un peligro a nadadores esporádicos. Además, para los agricultores de la zona supone un problema añadido al no poder regar con normalidad. 

 

 

Unos tratamientos que se realizaban periódicamente contra las plantas invasoras y ahora dicen estar descontroladas por la falta de personal y vigilancia. “El día que tengamos que retirar esas plantas exóticas, el daño ambiental será importantísimo, instalándose en los ríos y haciendo desaparecer a las autóctonas”, advierte el concejal.

 

Gent d’Oliva solicita dimisión para el actual director del paraje natural por el desinterés que muestra en su mantenimiento. “Pedimos su dimisión, dado que estas funciones de Conservador y Responsable Dinamizador del parque del Marjal debería estar ejercida por una persona con amplios conocimientos y alto compromiso medioambiental y no por personas enchufadas del Partido Popular que disfruten de un extraordinario sueldo de 300 euros mensuales”, informa Salazar.

 

El partido político denuncia lo que según dicen, una falta de gestión, vigilancia y mantenimiento del espacio protegido.