Un vecino de Gandia solicita una mayor accesibilidad en la zona de esparcimiento canino para personas con Diversidad Funcional


La zona de perros del parque Jardinet no está habilitada para el acceso a discapacitados.




 

Un vecino de Gandia solicita una mayor accesibilidad en la zona de esparcimiento canino para personas con Diversidad Funcional

Un vecino de Gandia ha solicitado por escrito al alcalde de Gandia, Arturo Torró,  que se proceda a la eliminación de obstáculos y barreras de acceso a la zona de perros del Parque Jardinet en el Barrio de Corea. El residente reclama una total accesibilidad para personas con Diversidad Funcional, adecuando y reformando su entrada. Asimismo, ruega que se proceda a la construcción de una plaza de aparcamiento para personas de movilidad reducida. “De no hacerlo, estaría cometiendo un acto discriminatorio y una omisión que supone directamente un trato menos favorable a la persona con Diversidad Funcional”, declara el denunciante gandiense.

 

Según el suscriptor de la queja, en dicha zona, las entradas no cuentan con una entrada lisa a nivel de acera, ni tampoco una rampa con barandilla. Además de lo anterior, las aceras son muy estrechas, se encuentran intransitables y carecen de baldosas.

 

 

 

Con lo cual, no existe una accesibilidad plena, real y efectiva para personas con Diversidad Funcional que tengan problemas de movilidad reducida, en especial las que utilicen silla de ruedas; también personas usuarias de perros guía y aquellas que empleen perros de asistencia, como sería el caso de niños con TEA que vayan acompañados por el canino.