El Alcalde de Gandia Arturo Torró hace cumplir la Ley en casos de empadronamiento sin residencia fija en la ciudad


El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, ordena dar de baja del padrón municipal a más de 20 personas que no cumplían el requisito de contar con residencia fija ya que se trataba de personas que estaban siendo atendidas, durante dos o tres días, en el Centro de Atención Integral Sant Francesc de Borja.




 

El Alcalde de Gandia Arturo Torró hace cumplir la Ley en casos de empadronamiento sin residencia fija en la ciudad

Con el control del padrón municipal lo único que se pretende es garantizar la seguridad de todos los ciudadanos residentes y aplicar criterios de igualdad y justos. Son palabras del Alcalde de Gandia, Arturo Torró, en referencia a la orden de dar de baja a 22 personas que se habían empadronado en la ciudad fijando como lugar de residencia el Centro de Atención integral Sant Francesc de Borja, gestionado por Cáritas y que atiende a personas sin techo.

Para vivir en Gandia, tal y como recuerda el Alcalde, “se ha contar con una residencia fija” y no es el caso del centro gestionado por Cáritas donde las personas atendidas están dos o tres días. Como añade el Alcalde, “se trata de ser justos con toda la ciudadanía y garantizar su seguridad controlando el padrón municipal haciendo cumplir la ley”. Algo que, como recuerda Torró, “no hacía el anterior gobierno socialista que sólo se preocupaba de engrosar el empadronamiento sin realizar ningún tipo de comprobación respecto a la situación de las personas”.

El actual Ejecutivo quiere que se cumpla la Ley, por lo que no se va a empadronar a nadie en sedes de entidades sociales, como es el caso del Centro de Atención Integral Sant Francesc de Borja. En las últimas semanas se había detectado un incremento del número de personas que se daban de alta en al padrón municipal fijando su residencia en este Centro. “No podemos permitir esto porque se produciría un efecto llamada”, como explica el Alcalde.

Ante las críticas por parte de la oposición, el Alcalde pide a PSOE y Compromís que sean más responsables. “Estos casos contra los que estamos trabajando son efecto de las políticas que seguían los anteriores gobiernos sin aplicar los criterios que marca la Ley”, indica Torró, quien hace unos meses ya aseguraba que “la seguridad ciudadana es prioritaria y, por eso, se ha de cumplir la ley en caso de nuevos empadronamientos. Por ejemplo, en mayo pasado se detectó que de las revisiones que se estaban realizando, había más de 20 pasaportes falsos, dos personas buscadas por la Interpol y gente que estaba viviendo en otras localidades y había falsificado contratos de alquiler.

El objetivo del Alcalde es hacer cumplir los requisitos necesarios para poder empadronarse en la ciudad y, así, garantizar la seguridad de la ciudadanía sin permitir situaciones que aceptaba el anterior gobierno socialista con el único objetivo de aumentar el padrón municipal y que tenían un efecto llamada, “sin ningún tipo de responsabilidad”.

Las personas que han sido dadas de baja en al padrón municipal no viven en Gandia, sino que estaban de paso y estaban siendo atendidas, provisionalmente, en el Centro de Atención Integral Sant Francesc de Borja. “Los socialistas lo permitían para engordar las cifras del padrón pero nosotros no lo vamos a permitir”, ha insistido el Alcalde de Gandia.