Cruz Roja Gandia realiza 26 rescates de bañistas en agosto


Un total de 20 personas han tenido que ser trasladadas en ambulancia al hospital para ser atendidas, 12 de ellas de las playas de Gandia, 4 de Daimús y 4 más de Miramar




 

Cruz Roja Gandia realiza 26 rescates de bañistas en agosto

Los efectivos de Salvamento y Socorrismo de Cruz Roja Gandia han tenido que actuar en el mes de agosto de manera reiterada en el rescate de personas del agua en situación peligrosa.


En las playas de Gandia han sido rescatadas 25 personas (dos de ellas sobre artículos flotantes de tamaño reducido), y otra fue rescatada mientras tomaba el baño en la playa de Miramar. Se da la circunstancia de que el año pasado no se dio ninguna situación de rescate en agosto.


Las banderas indicadoras de la situación del mar han sido buenas con 25 verdes, 8 amarillas y 5 rojas, mientras la temperatura del agua ha sido similar al año pasado con 28 grados de máxima y 26 de mínima. Una de las posibles causas del incremento del rescate de bañistas la podríamos encontrar en el cambio de viento que de tardes ha soplado de Xaloc y Levante, propiciando más corrientes y mala mar, mientras la campaña anterior disfrutaremos más días del viento de Garbí.


El balance del mes de agosto también deja una cifra elevada en cuanto a la recuperación de menores que se pierden, con 139 casos, un 32 por ciento más que el año pasado. Han sido 117 casos en Gandia, 7 en Daimús, 4 en la playa de Guardamar de la Safor, 2 en Bellreguard y 9 en Miramar. En adultos desorientados, el Servicio de Socorrismo de Cruz Roja Gandia ha tenido que intervenir en 16 casos (14 en las playas de Gandia y 2 más, a las de Guardamar de la Safor y Bellreguard).


El baño adaptado ha sido solicitado por 957 usuarios, un 11 por ciento más que el año pasado. Esto demuestra que se consolida, para personas con movilidad reducida, la posibilidad de aprovechar la opción de acceso a la zona de baño que ofrece Cruz Roja Gandia a las playas de Gandia y Daimús.


En cuanto a las molestias que causan los animales marinos como las medusas o el pez araña, las picaduras han bajado de manera importante en los dos casos. Los Servicios Médicos han tenido que atender en 829 ocasiones picaduras de medusa, un 48 por ciento menos. Significativa ha sido la reducción en Gandia con un 56 por ciento, y en Daimús o Miramar con un 50 por ciento, respecto al año pasado. En estas dos últimas poblaciones también han bajado por encima de la media, un 75 por ciento, las picaduras de pez araña que han provocado 101 atenciones, un 35 por ciento menos que en 2013.