Precaución con quien entra en casa


La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios es testigo cada año de situaciones problemáticas derivadas de estafas realizadas por presuntos profesionales de servicios, tales como teléfono, gas, agua, etc., que realizan sus engaños personándose en nuestro domicilio o, en otras ocasiones, telefónicamente.




 

Precaución con quien entra en casa

Tras las últimas noticias acerca de la desarticulación de una banda de estafadores relacionada con una compañía telefónica y ante el aumento de este tipo de situaciones, principalmente entre personas mayores, desde AVACU queremos recordar una serie de consejos que podrían ayudar a evitar, en la medida de lo posible, estos problemas.

 

Una de las situaciones más habituales es el caso de estafas realizadas por falsos instaladores que acuden al domicilio para efectuar una revisión o el cambio de alguna pieza, cobrando importantes cantidades en algunos casos por el trabajo realizado. Es importante que recordemos que debemos exigir siempre la acreditación a los representantes de los servicios técnicos que vengan a nuestro domicilio (teléfono, gas, agua…). Para mayor seguridad, podemos confirmarlo telefónicamente (llamando al número que aparezca en alguno de nuestros recibos, nunca al que nos puedan facilitar ellos mismos). En cualquier caso, intentaremos no dejarlos solos en ningún momento en nuestro domicilio.

 

En otros casos, se personan en nuestras casas, comerciales con la intención de darnos de alta de alguna compañía telefónica, solicitándonos nuestros actuales contratos o algún recibo con la excusa de estudiar una mejor oferta para nosotros. Nunca debemos facilitar ni contratos ni claves que aparezcan en los mismos, pues es el dato necesario para poder cambiar a un usuario de compañía. En el caso de detectar cualquier cargo en el banco de alguna compañía con la que no hayamos contratado los servicios, debemos reclamar rápidamente por escrito y solicitar al banco que anule el cargo (suele haber un plazo de 15 días para retrotraer los cargos periódicos en cuentas).

 

También es importante tener especial precaución con las ventas a domicilio, pues debemos tener presente que toda aquella información verbal que no venga reflejada por escrito no tiene ningún valor contractual. Por ello, debemos exigir que se nos haga la oferta por escrito, así como, de cualquier actuación, solicitar siempre un presupuesto previo por escrito.