El Gobierno de Gandia desmantela un nuevo piso ocupado de forma ilegal


El piso era utilizado como punto de venta de estupefacientes.  El Alcalde insiste en que “no se permitirá que ningún vecino sufra este tipo de problemas y seguimos trabajando por una ciudad segura y una convivencia tranquila”.




 

El Gobierno de Gandia desmantela un nuevo piso ocupado de forma ilegal

El Gobierno de Gandia ha solucionado un nuevo problema vecinal provocado por la ocupación ilegal de una vivienda. El Alcalde de la ciudad, Arturo Torró, ha visitado esta mañana la vivienda situada en la calle del Real de Gandia en el distrito de Benipeixcar para comprobar el estado del piso que ha sido tapiado, tras un seguimiento de siete meses, desde febrero pasado, después de las denuncias de los vecinos contra un grupo de personas que se dedicaban a la venta de droga desde el año 2006. La policía local de Gandia completa así, una actuación de más de 200 pisos intervenidos en la capital de la Safor.

El piso estaba ocupado desde el año 2006 por diferentes familias pertenecientes a dos clanes. El primero de ellos vivía en la vivienda y ya se encuentra en prisión, mientras el segundo de los clanes utilizaba la vivienda como piso franco para el trapicheo ya que sus miembros se dedicaban presuntamente a la venta de estupefacientes. Como han señalado los propios vecinos, “esto era un tráfico continuo de personas que accedian por la puerta o bien por la ventana que da al jardín del bloque de viviendas”. En uno de los armarios del piso había una caja fuerte que era utilizada para guardar, supuestamente, tanto la droga como el dinero que los ocupantes ilegales ganaban con el negocio.



Además, disponían de un sistema de cierre de la puerta que demuestra el tipo de negocios que allí se realizaba, ya que la puerta contaba con blindaje con barra de acero. El Alcalde ha podido ver el estado en el que los inquilinos habían dejado el inmueble, durante la visita en la que ha estado acompañado por el Oficial del mando de la Unidad Operativa de Proximidad de la Policía Local. Según palabras del Alcalde, “en este Gobierno damos prioridad a este tipo de pisos ocupados de forma ilegal por el problema que suponen y por las molestias que ocasionan al resto de vecinos que conviven tranquilamente”.

El Alcalde de la ciudad, Arturo Torró, ha explicado que este tipo de ocupaciones crean muchos problemas de convivencia e insalubridad entre los vecinos, por lo que ha hecho un llamamiento a todas aquellas personas que lo sufran, para que acudan al Ayuntamiento a denunciarlo.

Las personas que detecten que junto a sus viviendas existe la posibilidad de que hayan sido ocupadas ilegalmente y, en consecuencia, presentan problemas vecinales, de convivencia, y de salubridad, pueden ponerse en contacto con la Policía Local que acudirá a comprobar la veracidad de la ocupación, así como la Unidad Operativa de Barrios iniciará el correspondiente expediente y seguimiento para, si procede, aplicar los protocolos correspondientes y actuar en consecuencia.

De hecho, han sido más de 200 las actuaciones de este tipo que se han llevado a cabo desde el inicio de la legislatura y, como ha insistido Torró, “vamos a seguir trabajando en esta línea por la seguridad de los ciudadanos”. Los vecinos que han estado esta mañana durante la visita del Alcalde han agradecido la rápida intervención: “desde el momento que pusimos en conocimiento de los responsables del departamento de Bienestar Social el problema que estábamos padeciendo, la respuesta ha sido inmediata y nos han estado atendiendo de forma continuada hasta solucionar el problema”. Los agentes de la Policía Local han estado trabajando durante siete meses en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía, Aguas Potables e Iberdrola, que han facilitado las gestiones para desalojar la vivienda.



El paso a seguir ahora, solucionado el problema, será limpiar la vivienda y tabicarla. El Alcalde ha agradecido a los agentes policiales su importante trabajo en favor de una convivencia segura y tranquila: “no permitiremos que ningún vecino sufra por estos problemas ocasionados por viviendas ocupadas de forma ilegal y seguimos trabajando por una Gandia segura”.

El alcalde de Gandia Arturo Torró, ha manifestado que seguirá luchando contra este tipo de delincuentes mediante esta serie de medidas que garanticen la seguridad ciudadana y la tranquilidad de todos los vecinos gandienses.