El Tribunal Central de Recursos Contractuales desbloquea la licitación de obras del PAI de la Playa de Gandia


El Gobierno de Gandia pretende dar flexibilidad a los propietarios de la zona para afrontar las cuotas de urbanización. El consistorio someterá a estudio la posibilidad de rebajar las misas y establecer cinco años para que se puedan abonar con tranquilidad




 

El Tribunal Central de Recursos Contractuales desbloquea la licitación de obras del PAI de la Playa de Gandia

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales del Ministerio de Hacienda ha desbloqueado la licitación de las obras del sector de equipamientos privados que el Gobierno de Gandia ha iniciado junto a la carretera Nazaret-Oliva a su paso por la playa de Gandia. Se trata de un recurso que interpusieron dos vecinos de la zona contra el anuncio que realizó el alcalde de Gandia, Arturo Torró, sobre la urbanización de una zona que llevaba más de 20 años a la espera de una actuación y sobre la que ningún gobierno gandiense había actuado.


El Tribunal ha desestimado el recurso presentado por los dos vecinos propietarios de terrenos y da luz verde a continuar con la tramitación de conformidad con lo establecido en la Ley de Contratos del Sector Público, siendo un valor estimado de las obras de 12 millones de euros.


No hay que olvidar la importancia de esta obra tanto para los gandienses como para el Gobierno de Arturo Torró dado que se trata de una actuación en un polígono de 174.412 metros cuadrados situado en la playa con el fin de poder urbanizar ese espacio para destinarlo a equipamientos privados.


La zona en concreto está delimitada por la carretera Nazaret-Oliva a su paso por la playa de Gandia, y los caminos de la Séquia de l´Auir y el Assagador de Morant, y pretende dar solución a los problemas que causan los locales de ocio nocturno dentro del casco urbano de la playa gandiense siendo éstos trasladados a la nueva zona. Las obras, una vez hayan sido adjudicadas y pasado todos los trámites, tienen un período de ejecución entre dos y cuatro años, tiempo en el que se espera que la crisis comience a remitir y puedan los inversores interesarse por establecer nuevos negocios en esta nueva y atractiva zona de la playa de Gandia en la que se convertirá.


Así las cosas, hay varias empresas que ya se han interesado en poner en funcionamiento un gran supermercado que se construirá en la zona del Club de Tenis. A este respecto, el alcalde de Gandia, Arturo Torró ha lamentado en ocasiones que este supermercado tenga realizada la demanda para abrir el negocio desde hace 15 años, como así refleja el cartel que colocó el siglo pasado y que todos los veranos miles de turistas ven el anuncio de apertura inminente.