El Sindic de Greuges pide al Ayuntamiento de Villalonga que garantice el derecho a la información de la oposición


El Sindic de Greuges ha vuelto a pronunciarse sobre la actuación del gobierno popular de Villalonga en respuesta a una queja del Bloc-Esquerra Verda sobre el secretismo en el acceso a la información relacionada con el urbanismo. En esta ocasión, el Sindicato de Graves le ha pedido que ‘extreme los medios para garantizar el ejercicio efectivo del derecho a la información por parte de los miembros de la corporación’.




 

El Sindic de Greuges pide al Ayuntamiento de Villalonga que garantice el derecho a la información de la oposición

En concreto, la denuncia hacia referencia a la ocultación a los regidores de la oposición de la versión oficial del documento de concierto previo de PGOU, en el cual figuraba la reclasificación de una antigua fábrica de papel, acabada de adquirir por un miembro de la candidatura del PP local, y donde el alcalde negociaba la instalación de una planta de basuras.

 

De hecho, esta actuación del PP local ha motivado la suspensión del PGOU por parte del Tribunal y se suma a la numerosa ‘colección’ de pronunciamientos críticos de instituciones y Tribunales sobre el urbanismo local.

 

El Bloc-EV quiere que se hagan públicas las adquisiciones de tierras en la zona del golf

 

Por otro lado, el grupo municipal del Bloc-EV quiere proponer que se investiguen las adquisiciones de tierras en la zona de golf en los meses anteriores a hacerse público, en el mes de octubre de 2004, el polémico proyecto que prevé la construcción de 4000 adosados.

 

Desde el Bloc nos preguntamos por que el Ayuntamiento, que conocía la existencia de este proyecto con anterioridad a publicarse en el DOGV, no lo comunicó rápidamente al resto de vecinos. Si se hubiera actuado de manera transparente se hubiese evitado que muchos propietarios vendieran sus parcelas desconociendo las expectativas urbanísticas y el incremento de valores que iban a sufrir.

 

Consideremos que hay indicios más razonables para pensar que, como mínimo desde el año 1999, se conocía el proyecto de construir en la zona del Pla de la Font, ya que fue en ese momento cuando, aprovechando una modificación puntual del planteamiento del municipio, se desprotegió esa zona de especial valor agrícola.

 

Desde el Bolc-EV pensamos que el secretismo y amiguismo son una de las causas del caos administrativo y judicial que vive el Ayuntamiento y reiteramos que la transparencia y la participación es una garantía de higiene democrática y de confianza en la actuación de las Administraciones Públicas, y que en materia urbanística, es clave para evitar la especulación y el uso de información privilegiada.