El gobierno de Oliva rebaja los impuestos municipales por tercer año consecutivo


El concejal de Hacienda, Vicent Sabater, ha anunciado la nueva rebaja fiscal para los impuestos y tasas municipales que se va a aplicar a partir de 2007 de dos puntos menos. Sabater mostraba su satisfacción ante este anuncio, ya que desde que se hicieran cargo del gobierno municipal, la rebaja global ha sido de nueve puntos, “casi un 10%”.




 

El gobierno de Oliva rebaja los impuestos municipales por tercer año consecutivo

Las cifras económicas del ayuntamiento de Oliva siguen mejorando, tal y como se pudo comprobar en la aprobación de la cuenta general de 2005 que se aprobaba en el pleno municipal de septiembre.

Sabater ha asegurado que esta circunstancia se puede comprobar en distintos factores como el que se haya reducido el tiempo de demora en el pago a proveedores, que en estos momentos es de un mes menos que a principios de la legislatura, además se está recaudando más, los ciudadanos de Oliva se van concienciando de la necesidad y la obligatoriedad de pagar, y además se está disminuyendo el índice de endeudamiento municipal.

Además, Sabater afirmaba que otro de los motivos que permite al consistorio la rebaja impositiva, la tercera que se realiza en la presente legislatura, es el aumento en la recaudación. Se está cobrando más dinero del que en un principio se había presupuestado, lo que permite al gobierno contar con un margen mayor de maniobrabilidad económica y por tanto, no sólo se rebaja la deuda, también se invierte más y a la vez se rebaja la presión fiscal.

El tercer motivo, es el cumplir el compromiso que a principios de la legislatura se hizo por parte del gobierno socialista de rebajar en la medida de lo posible los impuestos municipales.

En esta ocasión la rebaja de de dos puntos que se empezará a aplicar a partir de enero de 2007 en prácticamente todos los impuestos y tasas municipales. Donde más lo van a notar los ciudadanos va a ser en el IBI.

Según el edil, la gestión económica está superando las expectativas iniciales, ya que al inicio de la legislatura, el endeudamiento municipal estaba en un 126% y en estos momentos ronda el 70%, es decir, no sólo se ha adecuado a la normativa que no permite el superar el índice del 110%, sino que se ha rebajado ese umbral, permitiendo al gobierno el rebajar la presión fiscal sobre los ciudadano, ampliar y mejorar los servicios y además aumentar la capacidad de endeudamiento a través de préstamos o créditos para inversiones municipales. En total, esta legislatura se ha conseguido rebajar un 9% la presión fiscal, algo de lo que el gobierno se siente “especialmente satisfecho”.