El PP de Tavernes de la Valldigna denuncia que las fiestas patronales han pasado desapercibidas


Según los Populares, las últimas fiestas patronales de Tavernes de la Valldigna han perdido protagonismo un año más.




 

El PP de Tavernes de la Valldigna denuncia que las fiestas patronales han   pasado desapercibidas

Desde las filas del PP, han manifestado que la desidia del gobierno municipal del alcalde Jordi Juan ha calado en los ciudadanos y finalmente se han caracterizado por un acontecimiento rutinario de escasa repercusión en el municipio, que ha pasado sin pena ni gloria. Año tras año las fiestas patronales van en decadencia y el alcalde no pone remedio porque se encuentra demasiado ocupado con asuntos de su partido y de elecciones.

Algunos incluso las han calificado de “las peores que Tavernes ha tenido”. La escasa participación ciudadana ha sido la nota predominante. Sólo 10 calles engalanadas. En el concurso de disfraces sólo se presentaron cinco comparsas y 20 minutos antes aceptaron la participación de dos últimas para salvar la imagen de la fiesta. El concurso de grafitis sólo contó con tres participantes. Incluso, en algunos actos en la plaza Mayor se suspendieron. Y de los que se celebraron, en muchos casos la gente abandonaba su silla antes de acabar.

Desde el Partido Popular agradecen públicamente el esfuerzo que los vecinos y asociaciones han hecho para que estas fiestas salieran adelante. Concretamente, las asociaciones, a pesar de ver reducidas sus ayudas y soportar un aumento de la contribución del 30%, son las que han llenado hasta casi el 40% del programa a base de presentaciones de clubes deportivos, concurso de charangas, exhibiciones deportivas, rally fotográficos, competiciones deportivas… El resto han sido actos religiosos (al menos un 10%) y la parte que ha sido encomendada a la concejalía de Fiestas que este año aprobó un presupuesto en junta de gobierno con 132.400€ para este fin.

Jordi Juan, de Compromis, como abanderado de la democracia participativa, no permitió que desde el Partido Popular conocieran el contenido del programa de fiestas. Manolo Vidal, portavoz del Partido Popular de Tavernes, ve clara “su faceta más caciquesca que en cada plenario o acción deja patente el alcalde de Tavernes”. Y le recuerda que “para hacer muestra de su talando participativo debería de haber aceptado la ayuda que los populares le prestaron para hacer un programa de fiestas del gusto de todos” puesto que “son quienes representamos la mayoría de los votantes”. Sin embargo, el programa hubiera sido más amplio de no ser porque en el ayuntamiento no le pareció bien que algunos grupos de vecinos celebraron sus actos dentro de la ciudad o, como ya viene siendo una costumbre, se celebraron la noche de cantantes locales.

Además, desde el Partido Popular denuncian el uso que el bipartito ha hecho de estas fiestas. Parece que para ellos ha sido el comienzo de la campaña para las locales. Han aprovechado las fiestas para acusarse en prensa de no saber ocupar el cargo que ostentan. Una vez más, sus intereses partidistas han quedado por encima del saber estar y el respecto a los vecinos de Tavernes que poco les interesa sus disputas internas. En definitiva, unas fiestas convertidas en una barata telenovela de medio día: poco contenido interesante y muchas lágrimas por el matrimonio roto.