Gandia celebra el 9 de Octubre con ausencias y sorpresas


Tal y como estabaprevisto, el pleno institucional ha contado con la ausencia de los grupos de la oposición por manifiesto desacuerdo con la forma y el manifiesto de celebración de la fiesta de los valencianos por parte del gobierno popular. La sorpresa la ha marcado la presencia de la Fallera Mayor, Maria Bernabeu que ha asistido a título personal tras la negativa de la Federación de Fallas de hacerlo oficialmente





 

Gandia celebra el 9 de Octubre con ausencias y sorpresas

Esta tarde ha tenido lugar, en el salón de plenos del ayuntamiento de Gandia, el acto institucional de celebración del 9 de octubre de Gandia, consistente en la lectura del manifiesto y la intervención de portavoces, primer acto institucional programado para la celebración del nueve de octubre, día de todos los valencianos.


Este año, al igual que en 2013, el gobierno popular ha lamentado que en un acto tan importante para el pueblo valenciano, los escaños de los concejales del Psoe y Compromís, estuvieran vacíos.


El alcalde de Gandia ha iniciado los parlamentos insistiendo en que hoy es un día especial para todos, valencianos y valencianas, que se sienten orgullosos de la historia y tradición como pueblo con identidad propia.


Acto seguido, el portavoz del grupo municipal popular, Víctor Soler, ha desarrollado su discurso, en el que ha dejado constancia de su orgullo por ser valenciano, por formar parte del acto cívico en honor a el rey Jaume I y al pueblo de Valencia, y ha lamentado que los grupos municipales de izquierda, más cercanos a políticas pancatalanistas que al estatuto de de autonomía de la Comunidad Valenciana, no hayan asistido al festejo.


La senadora gandiense Carla Ripoll ha sido la encargada de leer el manifiesto, en el que se ha hecho un repaso a la historia, los fueros, la tradición y la importancia del pueblo valenciano, un pueblo que posee un estatuto propio.


El acto ha continuado con la bajada de la Reial Senyera y la procesión cívica que ha contado con una ofrenda a la estatua del Rey Jaume I.