El alcalde de Gandia, Arturo Torró, demuestra que el PSOE miente y que no está imputado por ninguna causa


Arturo Torró estudia tomar medidas legales contra el PSOE de Gandia por la continua campaña de desprestigio de la que está siendo objeto. Hoy hemos asistido a la parte más esperpéntica de esta campaña en la que los dirigentes socialistas han tergiversado un auto judicial para asegurar que imputaban al alcalde cuando en realidad se inadmitía la querella presentada por los socialistas




 

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, demuestra que el PSOE miente y que no está imputado por ninguna causa

Tras la rueda de prensa del grupo municipal socialistas de Gandia, en el que varios representantes de la agrupación política han asegurado que el actual alcalde del Partido Popular, Arturo Torró, estaba imputado por estafa, falsedad documental y desobediencia, el primer edil ha querido comparecer ante los medios para desmentir las acusaciones y aportar la documentación oportuna que avalara su declaración.


Desde el gobierno popular se ha comunicado que, al inicio de los pleitos por los despidos de las trabajadoras de las escoletas municipales, el sindicato UGT presentó una querella, de igual modo que hiciera el grupo municipal socialistas, contra algunos miembros de la ejecutiva local. Ambas querellas no han sido admitidas a trámite por el juzgado de lo social de Gandia, no advirtiendo delito en las acciones tomadas por el consistorio que readmitió a algunas de estas trabajadoras y las reubicó en los centros educativos, y otras fueron admitidas y despedidas, posteriormente, con sus respectivas indemnizaciones.


Para poder acceder a toda la documentación de la no admisión de la querella, el PSPV-PSOE Gandia ha interpuesto denuncia en el que figuran dichas demandas, falsedad documental, estafa y desobediencia, una acción judicial por la que un individuo no puede estar imputado.


A diferencia de la querella, el denunciante no puede intervenir personalmente como parte acusadora en el desarrollo del proceso penal y por ello el juez, que no admitió a trámite la anterior denuncia, solicita toda la documentación para poder revisarla ante la denuncia presentada, algo que implica ni imputación ni querella.