El Ayuntamiento de Xeresa solicita una nueva depuradora alejada del casco urbano


Desde la Alcaldía, se sigue pidiendo una inversión para ubicar la planta en el lado este de la carretera, más alejada del casco urbano.




 

El Ayuntamiento de Xeresa solicita una nueva depuradora alejada del casco urbano

El alcalde de Xeresa, Tomás Ferrandis, ha pedido una segunda reunión con la Entidad de Saneamiento de la Generalitat Valenciana (EPSAR) para tratar la reubicación de la depuradora del municipio tras la visita de semana pasada por parte de los técnicos de la entidad dependiente de la Conselleria y que busca la reubicación de la misma para evitar los malos olores que soporta la población del municipio debido a su cercanía con el casco urbano.

Desde el ayuntamiento «se quiere recordar que la gestión del agua residual es competencia de la Conselleria, que la EPSAR cobra el canon de saneamiento en el recibo del agua mientras que los ayuntamientos son los que deben atender las quejas los vecinos sin ser los responsables de las plantas».

A lo largo del 2009, ante la insistencia del alcalde, Tomás Ferrandis, pidiendo a Conselleria la construcción de una nueva depuradora más alejada del casco urbano, la EPSAR realizó una inversión en la actual depuradora ampliando su capacidad.

Las negociaciones con José Juan Morenilla, el gerente de la EPSAR, finalizaron cuando éste y otros altos cargos pasaron a ser juzgados por corrupción a raíz del caso Emarsa y la entidad entró en una nueva etapa. Ferrandis no acepta “la inversión hecha en el 2009 como excusa para no construir una nueva” y considera que “fue un error por parte de la EPSAR y que debía haberse invertido para trasladar la depuradora más lejos del municipio haciéndola de mayor capacidad como hemos demandado siempre”.