La oposición de Gandia se sigue oponiendo al proyecto del parque acuático


Las representantes de los dos grupos de la oposición, Lorena Milvaques y Diana Morant, se han negado a firmar un documento de confidencialidad, tras solicitar documentación sobre el proyecto, por considerar que tras él se esconde una estafa.




 

La oposición de Gandia se sigue oponiendo al proyecto del parque acuático

La Comisión Informativa sobre el proyecto del parque acuático que ha tenido lugar esta mañana en el Ayuntamiento de Gandia se ha saldado con una nueva discusión entre gobierno y PSOE y Compromís. Según el gobierno popular Morant y Milvaques han solicitado documentación sobre el proyecto, a lo que el Alcalde no se ha negado.

Pero afirman desde el PP que al entregar esa documentación, se les ha solicitado firmar un documento de confidencialidad ya que parte de los datos de dicho estudio son propiedad intelectual de la empresa auditora, y no pueden ser revelados sin el consentimiento de las empresas autoras del proyecto ni del Ayuntamiento.

El Alcalde, que ha estado presente en la reunión junto a los técnicos municipales de los departamentos que intervienen en el proceso y el Secretario como fedatario público, ha lamentado las "malas formas empleadas por las dos representantes de la oposición".

Arturo Torró dice no entender los contínuos frenos que ponen socialistas y nacionalistas a cualquier proyecto presentado por el Gobierno. Torró ha señalado que "ni el PSOE ni el Bloc frenarán el proyecto turístico más ambicioso para la ciudad y, vista su actitud, los ciudadanos de Gandia cuentan con la garantía absoluta del gobierno, de los técnicos municipales, así como de la Conselleria, para cumplir, en tiempo y forma, los plazos establecidos para que el 1 de mayo de 2017 el parque acuático de Gandia abra sus puertas, pese a quien le pese”.

Por su parte desde la oposición afirman que tras este encuentro con el primer edil gandiense, todavía surgen más dudas al respecto. Así, dicen, no existen informes técnicos que avalen que en los terrenos elegidos por el alcalde se puede llevar a cabo el parque acuático. Además, la mitad de la zona afectada está declarada como zona húmeda.

Aún así, los socialistas aseguran que no se opondrán a ninguna inversión beneficiosa para la ciudad.