Compromís Per Gandia denuncia que la empresa pública IPG sigue contratando personal


Milvaques pide la comparecencia urgente del gerente de la empresa pública, el alcalde de Gandia y el concejal de Hacienda para conocer la situación económica real de la empresa pública.




 

Compromís Per Gandia denuncia que la empresa pública IPG sigue contratando personal

Compromis Per Gandia ha denunciado que la empresa pública IPG ha abierto un proceso de contratación, a pesar del anuncio del Alcalde Arturo Torró sobre su próxima disolución, y de que tiene un gasto anual cercano al millón y medio de euros en el apartado de personal, que a juicio de Compromís, fue contratado ‘A dedo’. Compromís ha mostrado documentación sobre el inicio de un proceso de contratación por parte de la empresa pública, Iniciativas Públicas de Gandia, SA, de dos plazas de carácter temporal de auxiliares administrativos, a pesar de ser una empresa en proceso de disolución.

La Portavoz de Compromís Per Gandia, Lorena Milvaques, ha manifestado que lo que está pasando en la empresa pública es de juzgado guardia. Una empresa que está en disolución, que debe más de 63 millones de euros, recibe una inyección económica del Ayuntamiento de 3,5 millones de euros, y continúan encomendándole contrataciones, y enchufando amigos y familiares del PP.

Además, Compromís ha denunciado que la Administración de Hacienda ha comenzado a enviar cartas a determinados clientes de IPG donde se les exige que en lugar de pagar lo que deben a la empresa pública, lo ingresan en una cuenta de la Agencia Tributaria. La cantidad adeudada por la empresa pública ronda los 659.000 euros.

Compromis ha denunciado que Gandia está viviendo uno de los episodios más graves y más oscuros de la gestión del PP, por lo que pide una intervención de la fiscalía anticorrupción para que depure las responsabilidades correspondientes lo antes posible.

Compromís ha recordado que se trata de una empresa que debe más de 63 millones de euros, con un presupuesto superior a 1,5 millones de euros en el capítulo de personal, con casi 100 personas afines al PP contratadas a dedo, sin ningún proceso público, y que acaba de recibir una inyección económica de 3,5 millones de euros.

El grupo municipal Compromís en el Ayuntamiento de Gandia ha constatado la desesperada situación económica de la empresa pública, dependiente del ayuntamiento, Iniciativas Públicas de Gandia (IPG), hasta el punto, aseguran, que la Administración de Hacienda ha comenzado a enviar cartas a determinados clientes de IPG en que se les exige que, en adelante, en lugar de pagar lo que deben a la empresa pública, lo ingresan en una cuenta de la Agencia Tributaria.

Compromís exige la comparecencia extraordinaria y urgente del gerente de IPG, Arturo Torró, en calidad de alcalde y presidente del consejo de administración de la empresa pública, "mediante el órgano que quiera, pero queremos saber cuál es la situación económica real de IPG, ya que no tenemos acceso a ningún foro donde se nos informe. Cabe recordar, que el responsable de Hacienda dijo, para justificar la última inyección económica de 3,5 millones de euros (con informes negativos de la Intervención Municipal) a la empresa pública, que ayuntamiento y empresa son una misma unidad. Ahora entendemos la urgencia para realizar la operación económica".

Milvaques ha anunciado que una de las primeras acciones del nuevo gobierno será promover una auditoría pública de las cuentas municipales y exigirán responsabilidades allí donde sea necesario: "Lo que está pasando es una auténtico escándalo y una vergüenza. Gandia no se merece este gobierno".

Onda Naranja COPE se ha puesto en contacto con el gobierno municipal de Gandia, desde donde han manifestado que en las próximas horas contestarán a todas y cada una de las críticas vertidas desde Compromís Per Gandia y darán las explicaciones oportunas sobre estos temas que afectan a la empresa pública IPG.