El gobierno de Tavernes de la Valldigna aplaza el cierre de la oficina agraria


El aplazamiento viene motivado por la polémica entre PSOE y Compromís.




 

El gobierno de Tavernes de la Valldigna aplaza el cierre de la oficina agraria

Ha sido paralizada la propuesta de trasladar la oficina del Consell Agrari al departamento de catastro de Tavernes de la Valldigna. La Junta de Portavoces abordó la intención de Compromis de solapar la oficina agraria y catastro con el fin de optimizar los recursos del consistorio. Esa propuesta contemplaba que las dudas de los agricultores fueran atendidas por el técnico catastral y la persona que hasta ahora estaba en la oficina agraria pasara a reforzar el departamento de recaudación municipal.

El edil nacionalista de Personal, Perfecto Benavent, defendía esta idea que, por contra, se encontró con el rechazo generalizado del resto de partidos de Tavernes, especialmente de la concejala de Agricultura, la socialista Carmen Canet, quien consideraba que la eliminación de la oficina agraria era un ataque a los agricultores y un menosprecio a ella por no haber contado con su opinión.

Los partidos acordaron paralizar por el momento esta decisión e iniciar un debate para valorar otras opciones que permitan optimizar recursos, sin propiciar el descontento del sector primario.

Por su parte, el PP y la edil Karina Vercher han manifestado su oposición al cierre de la oficina agraria, con lo que únicamente Compromís defiende esta idea.