La ermita de Sant Antoni acogerá este año el Porrat de Gandia y Benirredrà


Las obras de restauración de la ermita de Sant Antoni están muy avanzadas tal y como ha podido comprobar el concejal responsable de proyectos de ciudad, Josep Miquel Moya, junto al alcalde de Benirredrà, Pascual Ivars en la visita que han realizado a la misma. La titularidad de la ermita es de la ciudad de Gandia, pero tradicionalmente ha estado ligada también a la ciudad de Benirredrà, a quien pertenecen los accesos a la misma, por ello, y por la colaboración de ambos municipios en su recuperación, se va a firmar un convenio que regule sus usos




 

La ermita de Sant Antoni acogerá este año el Porrat de Gandia y Benirredrà

Cerca de 900.000 euros, varios años y el esfuerzo y colaboración de los ayuntamientos de Benirredrà y Gandia han sido necesarios para poder ver casi el final del proceso de consolidación y restauración de la ermita de Sant Antoni. Una ermita de alto valor patrimonial que data del siglo XVI y que a consecuencia del abandono, el paso del tiempo, las obras de la circunvalación y la actuación incívica de los vándalos, habían dejado en un lamentable estado.

En el año 2004 se iniciaron las obras de consolidación y las excavaciones arqueológicas que bajo la dirección de Ignacio Lafuente, dieron como fruto el hallazgo de unas pinturas murales y unos grafitis de gran valor artístico e histórico.

Las obras de consolidación ya han finalizado y en estos momentos se está abordando las obras de restauración de la ermita, de hecho, ya se han recuperado los dorados de las capillas laterales y ahora hay que iniciar los trabajos de restauración y colocación del pavimento tanto interior como exterior, que será réplica del original.

La parte más interesante de la restauración, puede ser la colaboración entre Gandia y Benirredrà que se va a plasmar en un convenio que regulará los usos de la ermita, de modo que la titularidad seguirá siendo de Gandia pero Benirredrà podrá usar el recinto en determinados momentos.

Uno de los momentos más esperados es la celebración del tradicional Porrat que se ha recuperado por parte de ambas localidades de forma conjunta