Oliva se adhiere al programa Menjar a Casa


Por primera vez la localidad de Oliva se ha adherido al programa de la Generalitat que permite a las personas mayores acceder a una dieta equilibrada, nutritiva y económica, en servicio de catering. Los usuarios a los que está destinado el servicio son personas mayores de 65 años, con autonomía suficiente o ayuda y siempre con un informe médico que recomiende y autorice el servicio de alimentación a través del catering. Las plazas se solicitan en el departamento de Bienestar Social del Ayuntamiento y el servicio se ofrece desde el 1 de octubre hasta el 30 de septiembre de lunes a viernes, excepto festivos.




 

Oliva se adhiere al programa Menjar a Casa

El pasado año Oliva ya solicitó el servicio, pero no le fue concedido por escasez de plazas, este año, se le han adjudicado 25 plazas, de las cuales 20 ya están cubiertas por los usuarios de la localidad. La concejal de Bienestar Social de Oliva, Emma Miralles, se ha mostrado satisfecha por la respuesta de los usuarios, y aseguraba que si fuera necesario, se podrían ampliar las plazas para cubrir las posibles demandas.

El servicio de catering se reparte entre los municipios acogidos al programa entre las 9 de la mañana y las 2 del medio día. Siempre a la misma temperatura, 3 grados centígrados, para que luego los usuarios calienten la comida a la temperatura de consumo. Si el usuario carece de microondas, también se le proporciona uno y se le enseña a utilizarlo.

Existen cinco menús equilibrados compuestos de primer plato, segundo plato y postre, uno de dietan saludable o normal, uno de dieta de régimen, otro de dieta diabética, un tercero de dieta de régimen de fácil masticación y el quinto de dieta diabética de fácil masticación, y es el médico quien prescribe cual de las cinco dietas es la más adecuada para cada usuario.

El coste del menú es de 7.26 euros, de los cuales la Generalitat financia el 42%, es decir 3.05 euros, el consistorio el 24%, 1.74 euros y el usuario paga el 34%, 2.47 euros. Los menús se distribuyen de lunes a viernes, excepto los festivos lo que supone para la economía del usuario, un gasto de entre 48 y 50 euros mensuales.