Cáritas instala en la Comunidad Valenciana 150 contenedores de ropa para su reciclaje y venta a favor de colectivos marginados


Cáritas de la Comunidad Valenciana, la fundación Un Sol Món de Caixa Catalunya y la Asociación Valenciana de Empresas de Inserción han presentado esta mañana en Valencia el programa Roba Amiga, destinado a la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión social mediante el reciclaje de ropa de segunda mano.




 

Cáritas instala en la Comunidad Valenciana 150 contenedores de ropa para su reciclaje y venta a favor de colectivos marginados

El proyecto incluye la instalación de 152 contenedores de ropa en la

Comunidad Valenciana para la recogida de las prendas donadas. La ropa será

llevada posteriormente a talleres de reciclaje para seleccionarla, lavarla,

plancharla y etiquetarla, para ser después vendida en las tiendas @rropa

de prendas de segunda mano que gestiona Cáritas. En el futuro se

comercializarán igualmente en otros diez comercios solidarios que los

promotores de la iniciativa tienen previsto abrir en los próximos dos años

en la Comunidad Valenciana.

 

El programa prevé que tanto en la recogida de la ropa, como en su

tratamiento y su venta se empleen a personas con escasos recursos, ayudadas

por otros contratados y voluntarios, con el fin de fomentar su inserción

laboral. De igual modo, las ventas de las prendas irán destinadas a

financiar el mismo proyecto solidario.

 

            En la presentación hoy del programa, que ha tenido lugar en la

plaza de la Virgen en Valencia, ha participado la cantante Sole Giménez, ex

componente del grupo Presuntos Implicados, como madrina del proyecto

solidario. La cantante, que ha lanzado una bolsa de ropa de forma simbólica

en un contenedor instalado en la plaza, ha señalado que “detrás de cada

prenda que se queda olvidada en el armario, puede haber futuro para otra

gente² y que ³a casi todos nos sobra mucho que otros necesitan”.

 

Los 152 contenedores para depositar las donaciones de ropa, de color naranja

y con un sistema para evitar la sustracción de las prendas, “ya están

instalados” en calles, plazas y centros de las tres provincias valencianas,

según ha señalado a la agencia AVAN, Maria Ángeles Amorós, presidenta de

Cáritas de la Comunidad Valenciana. Un total de 62 están en la provincia de

Valencia, en las localidades de Alaquàs, Alboraia, Aldaia, Godella, Manises,

Quart de Poblet, Valencia y Xirivella. Otros 62 en los municipios

alicantinos de Elda, Guardamar, Sant Joan, Villafranqueza y Alicante; y 28

más, en las poblaciones castellonenses de Almenara, Betxí, Borriol,

Burriana, Castellón, L¹Alcora, La Vall d¹Uixó, Moncofa, Onda, Segorbe,

Vilavella y Vila-Real.

 

El programa “Roba Amiga” prevé, además, que las prendas no aptas para la

comercialización se utilicen para usos industriales como algodón y borra, y

que la que no consiga venderse se exporte a países del Tercer Mundo.

 

En el acto de presentación del proyecto han intervenido, también, Maria

Ángeles Amorós, presidenta de Cáritas de la Comunidad Valenciana; Maria

Nieves Ramos Rosario, presidenta de la asociación Valenciana de Empresas de

Inserción; Miquel Perdiguer, director de la Obra Social de Caixa Catalunya;

y Ángel Font, director de la fundación “Un Sol Món” de la misma entidad

bancaria, que financia el proyecto.

 

            El programa “Roba Amiga” se inició en Barcelona en 2002, en 2005

se implantó en Madrid y este año “llega a la Comunidad Valenciana para

potenciar una actividad como la de la inserción laboral de colectivos

marginados a través del reciclaje de ropa que ya veníamos haciendo en

Cáritas”, ha explicado Amorós.

 

            En la Comunidad Valenciana, Cáritas ha impulsado hasta la fecha

a través de las fundaciones “Lázaro”, “José María Haro-INTRA” y “Tots

Units”, promovidas por la propia entidad caritativa, una treintena de

puestos de inserción para personas marginadas mediante la recogida,

tratamiento y venta de ropa de segunda mano. A partir de ahora, “con la suma

de esfuerzos que significa este proyecto común esperamos conseguir la

reinserción de muchas más personas”, ha expresado Amorós