Arturo Torró, alcalde de Gandia, entrevistado en Al Rojo Vivo de la Sexta


El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha sido entrevistado en el programa “Al Rojo Vivo” de la Sexta en el que ha aclarado el trabajo de su Gobierno para controlar el proceso de empadronamiento.




 

Arturo Torró, alcalde de Gandia, entrevistado en Al Rojo Vivo de la Sexta

El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha participado esta mañana en el programa “Al Rojo Vivo” de la Sexta para hablar sobre seguridad ciudadana. En directo, el Alcalde ha respondido a las preguntas para demostrar que Gandia es una de las ciudades más seguras tras las actuaciones llevadas a cabo durante esta legislatura, en estrecha colaboración con las fuerzas de seguridad: Policia Local, Policia Nacional y Guardia Civil.

El motivo de la invitación al programa ha sido el trabajo que se ha marcado desde el Gobierno para “depurar” el padrón municipal tras detectarse situaciones de dudosa legalidad en el proceso de empadronamiento seguido en anteriores legislaturas, que habían llevado a un incremento en el padrón municipal pero sin control ninguno y a la proliferación de la ocupación ilegal de viviendas.

El control de las demandas de empadronamiento a través de ficha policial previa ha permitido localizar a delincuentes que pretendían empadronarse en la ciudad, a pesar de estar en búsqueda policial o contar con antecedentes policiales.

Torró ha indicado que su Gobierno “se puso manos a la obra revisando expedientes dudosos y se encontró gente empadronada con documentación falsa; gente que no vivía en Gandia sino en su país de origen y que cobraba ayudas y renta Garantizada de nuestra comunidad; o temporeros de la agricultura que venían en autobuses a empadronarse masivamente”.

El Alcalde insiste en el hecho de que “lo que nos importa es que los vecinos convivan de forma pacífica y tranquilamente, sin miedo a personas que vienen a la ciudad para aprovecharse de las subvenciones, que no quieren trabajar y que se dedican a la venta ilegal de droga o material robado, como ha pasado en las diferentes operaciones de control de pisos vacios que han sido ocupados de forma ilegal.

“Gandia es una ciudad tolerante y sus puertas están abiertas para todo aquél que quiera trabajar. Pero Gandia no es una ciudad para delincuentes”, señala el Alcalde. Además, se sigue empadronando con total normalidad, según obliga la ley. De hecho, el 98% de las peticiones de empadronamiento son normales.