Más de 16.000 parejas de aves acuáticas se reproducen en L´Albufera


Un total de 16.321 parejas de aves acuáticas se han reproducido en el Parque Natural de L´Albufera en 2006, frente a las 14.118 de 2005 y las 12.786 de 2004. Los grupos más destacados, por su abundancia, han sido los larolimícolas (6.800 parejas) y las garzas (5.050 parejas) mientras que por especies, la más abundante ha sido el Charrán Patinegro, con más de 2.500 parejas reproductoras. El conseller de Territorio y Vivienda, Esteban González Pons, destacó que la importancia internacional de l´Albufera viene dada fundamentalmente por su destacable población de aves acuáticas, por ese motivo, dijo, ''una de las principales líneas de trabajo de la Conselleria es el estudio de la evolución y el estado de su ornitofauna''.




 

Más de 16.000 parejas de aves acuáticas se reproducen en L´Albufera

Las tareas llevadas a cabo en este programa han incidido en dos líneas de trabajo: por un lado el seguimiento continuo de la avifauna, que comprende los censos de aves invernantes y los de aves reproductoras y, por otro, estudios y proyectos "concretos, bien propios, bien coordinados", según ha explicado González Pons.

Por zonas, los ambientes principales para estas aves son la laguna, donde abundan las garzas, anátidas y rálidos y el Racó de l´Olla, área exclusiva de nidificación de una de las colonias de cría de charranes más importante de España. Cabe mencionar el arrozal, donde una de las especies más destacada es la Cigüeñuela Común.

La población de charranes y gaviotas de l´Albufera es una de las más importantes de España, entre las que destaca la escasa Gaviota de Audouin, gaviota de reciente localización reproductora en l´Albufera, o el Charrán Patinegro, la especie más abundante como nidificante en el parque. Junto a ellas, cabe destacar a la Gaviota Picofina y al también muy numerosa Charrán Común.

Las garzas, que anualmente superan las 4.000 parejas entre las seis especies coloniales, son habituales reproductores en las matas de la laguna y entre ellas figuran especies tan escasas como la Garcilla Cangrejera o la Garza Imperial. De entre ellas, la especie más abundante es la Garcilla Bueyera, que supera anualmente las 2.000 parejas reproductoras.

Aunque suele considerarse aparte, al no ser una especie colonial, el Avetorillo Común, con una población estimada de unas 90-100 parejas, es también una interesante garza, que elige para ubicar sus nidos las orillas de acequias y canales.

Entre los patos son abndantes el Ánade Azulón o Coll-verd con algo más de 1.600 parejas reproductoras. También nidifican especies tan interesantes como la muy escasa Cerceta Pardilla, el Pato Colorado o el Porrón Europeo, cuya población en l´Albufera, de 15 parejas en 2006, viene aumentando año tras año.

Destacables también han sido las comunidades de paseriformes palustres, pequeñas aves muy ligadas a las masas de vegetación de la laguna de l´Albufera y, en menor medida, a los canales y acequias y entre cuyos representantes cabe destacar a los escasos Carricerín Real y Bigotudo. L´Albufera es uno de los principales humedales mediterráneos por su variedad de especies de esta familia.

   Según las mismas fuentes, cabe mencionar la presencia, por la práctica totalidad de la superficie estudiada, de la Cigüeñuela curioso limícola de largas patas rojas y cuerpo blanco y negro. Otro limícola, más pequeño y mucho más escaso, es el Chorlitejo Chico, que también ubica sus nidos en bordes de caminos y motas del arrozal. Esta última especie, en franco retroceso hace unos años, está experimentando una evolución positiva de su población reproductora.

   La costa, aunque no es un enclave importante por la abundancia de sus aves acuáticas, destaca por contar con la principal colonia en playa de Charrancito Común de la costa mediterránea española, de la que se han contabilizad este año 85 parejas. También cabe mencionar la presencia de Chorlitejo Patinegro en el litoral.

   "Estos datos confirman, una vez más, la importancia que tiene para la Biodiversidad el humedal de L´Albufera, un de los más destacados de Europa, lo que evidencia que conservar sus ecosistemas es fundamental para la numerosa avifauna que se reproduce en este espacio o que pasa aquí largas temporadas", destacó.