Los servicios sanitarios atendieron más de 300 urgencias en Cheste


La Conselleria de Sanidad destacó la ''efectividad'' del funcionamiento del despliegue sanitario durante el fin de semana con motivo de la celebración del Gran Premio de Motociclismo en el circuito Ricardo Tormo de Cheste. En total, se atendió a más de 300 urgencias, principalmente en la madrugada del viernes al sábado, sobre todo, por traumatismos de distinto grado e intoxicaciones etílicas.




 

Los servicios sanitarios atendieron más de 300 urgencias en Cheste

Sanidad subrayó que tanto este departamento como los ayuntamientos implicados "han aunado esfuerzos para reforzar las medidas de seguridad y han establecido un dispositivo sanitario especial que ha atendido todas las incidencias producidas durante la celebración de las pruebas".

El coordinador médico del centro de salud de Cheste, Agustín Calatayud, destacó que estos días "se ha reforzado la plantilla de personal sanitario del consultorio para desarrollar la atención continuada durante el fin de semana". En este sentido, según informó la Generalitat en un comunicado, "el dispositivo ha cumplido con el objetivo principal de prestar la atención sanitaria necesaria en las vías de acceso y localidades adyacentes al Circuito".

La coordinadora de enfermería, Mercedes Fernández, afirmó que durante los tres días del mundial el ritmo de trabajo en el centro de salud "ha sido frenético, hemos llegado a atender más de 300 urgencias, pero la llegada masiva se produjo la madrugada del viernes al sábado, donde se atendieron traumatismos de diferentes grados y muchas intoxicaciones etílicas".

En la atención sanitaria del circuito de velocidad se han cubierto tres zonas básicas: la de pista y profesionales que participaban en las pruebas; la destinada a visitantes y público en general y las vías de acceso del Circuito. Para completar el dispositivo se creó un corredor sanitario libre de coches que facilitó el traslado de enfermos o heridos hasta el ambulatorio y los centros hospitalarios.

Entre los hospitales alertados se encontraba La Fe de Valencia, que recibió un total de 30 ingresos durante el fin de semana, aunque la mayor afluencia de traslados se produjo el domingo, con un total de 19 pacientes ingresados. En estos momentos, la mayoría de los pacientes atendidos han recibido el alta, pero aún permanecen ingresados en el centro 6 pacientes en rehabilitación. Los casos más frecuentes atendidos se deben a fracturas de diversa gravedad y a traumatismos craneoencefálicos.