Alfred Boix declara por escrito por el polémico crucero de los Borja pero no convence al gobierno de Gandia


Los socialistas aseguran que no han dado respuesta antes por que la petición de comparecencia no estaba bien realizada,  por lo que no tenían acceso a toda la documentación y actas de las sesiones de la Comisión y aseguran estar tranquilos, aunque desde el gobierno local del PP siguen entendiendo que hay irregularidades y acudirán a los juzgados




 

Alfred Boix declara por escrito por el polémico crucero de los Borja pero no convence al gobierno de Gandia

Hoy ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Gandia la Comisión de Investigación del famoso Crucero Borja donde el gobierno municipal de Gandia ya anunció que citaría a declarar por tercera y última vez al anterior responsable de contratación del gobierno local, el socialista Alfred Boix, a que compareciera para dar las explicaciones oportunas sobre el proceso seguido por el anterior ejecutivo local sobre el polémico crucero.


En esta ocasión, ha sido el propio Secretario general del Pleno, quien ha convocado personalmente a Alfred Boix para que se prestara a declarar y dar las explicaciones pertinentes al respecto del famoso crucero, pero ni aun así, Boix se ha presentado, aunque sí ha declarado por escrito, un documento que ha presentado José Manuel Orengo.


Tras la reunión mantenida entre los representantes de ambos partidos políticos, pues Compromís per Gandia ha desestimado acudir a esta Comisión, el primer edil de Gandia, Arturo Torró ha comparecido primero en rueda de prensa para hacer llegar sus impresiones, asegurando que con esta falta, Boix ha menospreciado, nuevamente, a los vecinos de Gandia.


Torró ha sido rotundo, el gobierno de Gandia seguirá adelante con las investigaciones, van a acudir a los juzgados para que sea el juez quien determine si ha habido o no delito en este crucero de los Borja.


Por su parte, José Manuel Orengo ha comparecido en rueda de prensa para informar que Boix no ha asistido personalmente, pero ha declarado por escrito, algo que ha hecho porque no se fía de Torrró añadiendo que poseen un informe jurídico que dice que el expediente del crucero está perfecto, que no existe irregularidad alguna.


Orengo asegura que no se gastaron los casi 700.000 euros que asegura el Partido Popular, pues el gobierno de Gandia no descuenta las subvenciones, aunque reconoce que el crucero fue deficitario en 200.000 o 300.000 euros.