Un jesuita gandiense ayuda en Ecuador a 10.000 mujeres a crear microempresas


El misionero jesuita Roberto Costa, de 71 años, natural de la localidad de Gandia, va a iniciar en Guayaquil, donde desarrolla su acción pastoral desde hace dos décadas, un proyecto para la capacitación de 10.000 mujeres campesinas para que creen microempresas, según informaron fuentes del Arzobispado de Valencia a través de Avan. El proyecto ha sido presentado ya a la Fundación Ad Gentes del Arzobispado de Valencia, que trabaja en iniciativas a favor del desarrollo del Tercer Mundo, con el fin de recabar financiación, según indicó el propio religioso que dirige desde 1981 la obra Hogar de Cristo.




 

Un jesuita gandiense ayuda en Ecuador a 10.000 mujeres a crear microempresas

La iniciativa permitirá a mujeres del litoral de Ecuador, que se encuentran solas y tienen una media de tres hijos cada una de ellas, cursar estudios de educación primaria y secundaria desde sus propias casas así como recibir formación en diferentes oficios y especialidades, entre ellas, panadería, corte y confección, comercio y contabilidad.

Precisamente, la fundación Hogar de Cristo ofrece programas de micro crédito para "motivar la generación de autoempleo a través de la creación de pequeñas empresas familiares", según el misionero, que añadió que desde el año 2002 se han creado 10.000 microempresas en Ecuador.

De igual forma, el misionero proyecta en la actualidad la construcción de un complejo escolar, que beneficiará a más de 6.000 alumnos, en el que se impartirán clases en Educación Infantil, Primaria y Secundaria así como formación tecnológica y en oficios como el de la construcción, electricidad, albañilería así como en comercio y gestión.

Asimismo, Roberto Costa está construyendo, a través también de la obra Hogar de Cristo, 50 viviendas diarias de caña y madera para familias sin techo en Guayaquil, "tercera ciudad en el mundo en precariedad habitacional", según el misionero valenciano.

El 60 por ciento de las viviendas carecen de servicios básicos de agua y alcantarillado, según Costa, que precisó que "se trata de familias sin recursos que subsisten con menos de un dólar diario".

En la actualidad, llegan a construirse alrededor de 12.000 viviendas cada año. Según el misionero, el objetivo de Hogar de Cristo no se centra en la vivienda, sino que de lo que se trata es de conseguir, por medio de ella, "la promoción integral de la familia".

Las casas, de 24 metros cuadrados, son fabricadas por módulos, con madera y caña. No obstante, Hogar de Cristo, que fue fundada hace más de 35 años,  ofrece también nuevas casas de estructura metálica de 36 metros cuadrados, para familias que "van prosperando".