La fábrica de seda de Almoines se convierte en un espacio lúdico y cultural para los vecinos


El presidente de la Diputación, Alfonso Rus, ha inaugurado la sala polivalente de la localidad, tras rehabilitar la antigua factoría para la recuperación de parte del patrimonio histórico del pueblo.




 

La fábrica de seda de Almoines se convierte en un espacio lúdico y cultural para los vecinos

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha asegurado que la diputación seguirá apoyando a los municipios con inversiones a través de planes como el de mobiliario urbano deportivo, mobiliario urbano para parques y jardines o desfibriladores para los ayuntamientos.

Rus ha destacado que la obligación de la institución provincial es atender las necesidades de los ayuntamientos y llegar donde ellos no pueden.

El responsable provincial ha hecho estas declaraciones durante la inauguración de la sala polivalente ubicada en la antigua fábrica de seda Lombard y que ha sido rehabilitada gracias a diferentes ayudas de la institución provincial. El acto ha contado con la participación del alcalde de la localidad, José Antonio Olaso.

La Diputación de Valencia ha destinado cerca de 175.000 euros a rehabilitar y recuperar este emblemático edificio del siglo XIX que se convierte en un espacio lúdico cultural para el disfrute de los vecinos de la localidad.

La rehabilitación ha sido posible gracias a diferentes ayudas de la corporación provincial procedentes de diversos planes y programas como el Plan Provincial de Obras y Servicios (PPOS), el programa de restauración de bienes e inmuebles de valor histórico artístico de 2012 o un convenio firmado en este mismo año por un importe de 100.000 euros.

El  nuevo edificio que tiene una superficie de cerca de 400 metros cuadrados está destinado a albergar todo tipo de iniciativas y actividades que puedan ser de interés para los ciudadanos de Almoines como exposiciones, obras teatrales, conciertos, proyección de películas o actividades para niños.

Por su parte el primer edil, José Antonio Olaso ha destacado que gracias a la ayuda de la Diputación, Almoines recupera una pequeña parte del patrimonio del pueblo, su historia y la de aquellas personas que han pasado parte de su vida trabajando en esta fábrica que se convierte en un espacio abierto para todos los vecinos.