Gandia ataja la problemática del ruido en la zona del Raval-Prado


La presidenta de la Junta de Distrito del Raval, Emi Climent, junto con el Intendente Principal Jefe de la Policía  Local de Gandia, Marc Cuesta, se reunieron con titulares de pubs de la zona del Raval-Prado para abordar temas relacionadas con el concilio entre ocio y descanso de los vecinos.




 

Gandia ataja la problemática del ruido en la zona del Raval-Prado

En dicha reunión Emi Climent recordó lo mucho que se ha hecho en materia de conciliar ambos derechos, tanto en el centro de la ciudad como en la playa, y también la apuesta del Gobierno de Arturo Torró por poder compaginar el descanso y el ocio, por lo que comentó las medidas adoptadas, las que se están adoptando y de cara a un futuro, en lo que se trabaja para que sea una realidad la convivencia vecinal.

Se informó a los titulares de las normativas existentes, de los horarios de cierre, de las expediciones de consumiciones, del desalojo del local y se les recordó además la responsabilidad en la que los propietarios de los pubs incurrían si, una vez cumplido el horario de cierre, todavía permanecía personal en su interior.

Esto que, a priori, podría ser obvio estaba sucediendo desde hace años y también causaba molestias a los vecinos dado que, después de la hora de cierre se seguía en el interior del local. Ahora, y gracias a este acuerdo los propietarios de los pubs de la zona del Raval-Prado y adyacentes se han comprometido a acatarlo so pena de enfrentarse a multas que oscilan entre los 601 a los 30.000 euros, incluso pudiéndose jugar la clausura del local.

Otro aspecto que se incidió en la reunión mantenida entre Emi Climent y los responsables de los establecimientos de ocio fue la prohibición taxativa que hay sobre el consumo de alcohol en la vía pública, cosa que por sí ya genera numerosas quejas vecinales en cuanto a concentraciones de gente y elevación el volumen del habla.