La Casa de Cultura de Tavernes de la Valldigna acoge el concurso de composición Solfes de la Mediterrània


El día elegido para el anuncio, en vísperas del Día Internacional de la Mujer, es una manera de reivindicar la voz femenina en las artes.




 

La Casa de Cultura de Tavernes de la Valldigna acoge el concurso de composición Solfes de la Mediterrània

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna y el grupo musical Llevant Ensemble coorganizan por segundo año el concurso de composición Solfes de la Mediterrània, para el que esta edición ha escogido la obra de la poeta y traductora Encarna Sant-Celoni Verger (Tavernes de la Vall-digna, 1959). El certamen se presenta hoy viernes, 6 de marzo, a las 19.30 horas y en la Casa de la Cultura del Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna.

Con este concurso se pretende estimular la composición en valenciano, así co-mo la escritura de poesía. La convocatoria está abierta a los autores musicales de cualquiera de las 13 nacionalidades de los países donde tiene lugar el Festival Sete Sóis Sete Luas, que en la capital de la Valldigna tiene una de sus 30 sedes.

Existe muy poca música para quinteto de viento y en valenciano, y es especial-mente escasa en lo que se refiere a producción para ensemble de música de cámara, explica el miembro de Llevant Ensemble Josep Antoni Alberola. Con este concurso, edición tras edición, queremos crear un corpus de música con cantantes a partir de textos de poetas valencianos.

La composición será para quinteto de viento y tenor, y contará con tres movimien-tos que pondrán música a tres poemas de la autora. La obra premiada recibirá 1.000 euros y la fecha límite de entrega es el 1 de septiembre de 2015.

Según describe F. Bononad, quien ha participado en la selección de los poemas del concurso junto con la autora, «la voz de Encarna convoca a los placeres de los sentidos. Su poesía es un bisbiseo, un sonido suave y continuado. Una voz que al oído te dice: “¡Vive, vive! No pases por la vida a salto de mata. No vayas tirando, ve haciendo. Con poco, económicamente”».

El Mediterráneo, el mar de Tavernes siempre está presente en su obra. Desde 1991 hasta 2015, desde arran de pantomima [a ras de pantomima] a Els déus no abandonen Antoni [Los dioses no abandonan a Antoni], este último un volumen colectivo dedicado a Antoni Ferrer. «La poesía de Encarna Sant-Celoni es sim-ple, no fácil. Es poesía litoral. La mar siempre está presente; como un sonido suave y continuado, como una boca, como una orilla que te acaricia y te dice: “¡Vive, vive! Hazte a la mar”», sintetiza Bononad.