La Comisión de Turismo de FAES ha hecho una valoración de la Campaña Estival 2006.


La Comisión de Turismo de la Federación de Asociaciones de Empresarios (FAES), formada por ASEMHTSA, AEHGS y ALOGA ha considerado necesaria realizar una valoración conjunta de la campaña de verano en la comarca de la Safor, en lo que se refiere al turismo.




 

La Comisión de Turismo de FAES ha hecho una valoración de la Campaña Estival 2006.

Por los datos facilitados por las tres Asociaciones del sector turístico se puede decir, de forma general, que el verano, contando desde los meses de junio a septiembre, ha sido “bueno” pero con muchos matices.

 

Destacan el gran aumento de un tipo de turista que se caracteriza por su edad, entre 18 y 25 años, con un poder adquisitivo bajo, con una estancia muy corta, que acude sobre todo a apartamentos de alquiler (ocasionando problemas de ruidos) y que frecuentan principalmente a bares, pizzerías y pubs.

 

Según los informes de los empresarios, en general el turista que se acerca a nuestra comarca,  en un 70% tiene un poder adquisitivo medio – bajo, sus estancias son cortas y proceden en su gran mayoría de la zona centro de España.

 

Según un análisis hecho por meses y sectores, han llegado a la conclusión de que:

 

  1. El mes de junio ha dejado de formar parte de lo que denominamos temporada alta. En hostelería se ha notado un descenso considerable en el número de turista como en el volumen de ingreso. En cuanto a los datos de ocupación en el sector de alquileres de apartamento la ocupación ha sido del 50% y en hoteles ha habido una media del 75%, en este último caso sobretodo beneficiada por la presencia del Papa en la segunda quincena de junio.

  1. El mes de julio está marcado por una tendencia, en comparación con años anteriores, de un descenso paulatino del número de turistas que nos visitan. Aún así se observa que la ocupación aumenta respecto al mes de junio en apartamentos (70% de ocupación) y hoteles (85% de ocupación). 
  1. El mes de agosto, como es tradicional, aglutina el mayor número de afluencia de turistas, el aumento de volumen de ingresos y el máximo de ocupación, que en alquileres llega al 85% y en hoteles a más del 90%.

  1. Por último, el mes de septiembre conserva durante la primera quincena el impulso del mes de agosto pero a partir del inicio del curso escolar se nota un descenso considerable del número de turistas que vienen a la Safor.

 

Para FAES, como conclusiones finales, la temporada estival ha sido buena, pero salvada por el mes de agosto. Desde la iniciativa privada como desde la ayuda de las Administraciones locales, se debe fomentar el turismo de calidad en nuestra Comarca; no solo durante los meses de verano (que también hay que potenciar) sino durante todo el año, aprovechando la bonanza meteorológica de la zona y su amplia oferta cultural y de ocio. “Para ello tenemos que ‘vender’ nuestra Comarca de manera eficiente mediante la creación de abanicos de posibilidades de cultura y ocio de calidad que se realicen durante todo el año y se multiplique durante los meses estivales”.