Los Verdes de Gandia piden que la ciudad ducal vuelva a sumarse a la Hora del Planeta


Los Verdes piden que la ciudad de Gandia se sume el próximo sábado, 28 de marzo, a La Hora del Planeta, entre las 20:30 y las 21:30 horas.




 

Los Verdes de Gandia piden que la ciudad ducal vuelva a sumarse a la Hora del Planeta


Para ello, quieren que el Ayuntamiento haga un gesto simbólico apagando o dejando sin alumbramiento instalaciones municipales e invitan a toda la ciudadanía a que se sume a esta iniciativa en defensa del planeta y contra el cambio climático.

“Los años 2011, 2013 y 2014, Gandia ya se sumó a esta iniciativa. Concretamente, el año pasado, diferentes edificios de la ciudad se sumaron a este apagón, entre ellos, el Ayuntamiento, la Casa de la Cultura, la Colegiata o el Castillo de Bairen” -ha recordado Joan Lluís Soler, concejal de Los Verdes en el Ayuntamiento de Gandia.

La Hora del Planeta es una iniciativa global de la asociación de protección de la natura de WWF (World Wildlife Fund) Adena, donde las personas, organizaciones, empresas y gobiernos apagan los luces durante una hora para mostrar su apoyo a la lucha contra el cambio climático.

Se trata del acontecimiento climático más grande de la historia. En el 2014, participaron más de 7.000 ciudades en 150 países, incluyendo más de 250 ciudades españolas. La Torre Eiffel, las Pirámides de Gizé o el Vaticano apagaron sus luces. En nuestro país participaron unos 6 millones de personas y se apagaron edificios emblemáticos como la Alhambra de Granada, La Cibeles y la Puerta de Alcalá en Madrid, el Museo Guggenheim en Bilbao, la Sagrada Familia y la Torre Agbar en Barcelona…

Los Verdes, también, invitan a la ciudadanía a participar de forma individual: basta un simple gesto como el de apagar luces durante 60 minutos para demostrar #tupoder. Los ciudadanos y ciudadanas de Gandia, juntos, son parte de la solución al cambio climático.

“Para Los Verdes, la llamada a sumarse a la Hora del Planeta cobra importancia, este año, ante la próxima cumbre de Paris, donde gobiernos de todo el mundo deben llegar a un acuerdo que permita controlar el cambio climático y así evitar los peores impactos ecológicos, económicos y sociales” -ha concluido Joan Lluís Soler.