La Diputación de Valencia destina 344.200 euros a mejorar el mobiliario urbano de los municipios de la Safor


Los ayuntamientos de la Safor podrán mejorar el estado y embellecer el aspecto de sus calles, plazas y demás espacios libres públicos con un total de 344.247 euros del Plan provincial de Adquisición de Mobiliario Urbano (PAMU), que ha aprobado la Diputación de Valencia e incluye subvenciones para toda la provincia por un importe global de casi cuatro millones de euros.




 

La Diputación de Valencia destina 344.200 euros a mejorar el mobiliario urbano de los municipios de la Safor

El PAMU es uno de los nuevos planes de inversión impulsados este año por la corporación provincial para “dar respuesta a las demandas de los alcaldes en este sentido, que quieren completar la mejora de los servicios públicos básicos en sus poblaciones, pero que no pueden hacerlo por sí solos, porque tienen muy poca capacidad de inversión y endeudamiento en la situación económica actual”, según ha explicado el diputado de Cooperación Municipal, Juan José Medina. “Los planes se impulsan para ayudar a los consistorios a invertir en estos espacios públicos de vida diaria, en el entorno de los hogares que los ciudadanos también quieren disfrutar y tener en óptimas condiciones, como cuando están dentro de sus casas”.

El programa, que se ha dirigido a todos los municipios menores de 50.000 habitantes y a las entidades locales menores de la provincia de Valencia, distribuirá un total de 3.943.310,16 euros entre 261 consistorios. La asignación de subvenciones se ha realizado en función de un baremo de población previo, para adaptarlas al tamaño de cada localidad de forma equitativa.

Las ayudas económicas oscilan entre los 8.000 y los 40.000 euros y ayudarán a la compra a cualquier proveedor de “elementos que son costosos y cuyo mantenimiento, tanto por el uso continuo, como por el deterioro a causa del paso del tiempo e, incluso, por el vandalismo, es difícil para los municipios dentro de unos costes razonables”, ha apuntado Medina.

Los elementos referidos incluyen, por ejemplo, semáforos, señales, paneles informativos, carteles, cabinas telefónicas, fuentes, papeleras, marquesinas, asientos, quioscos y cualquier otro de la misma naturaleza, tanto los que se sitúen de forma eventual como permanente, excepto columpios, ya que éstos se pueden adquirir con las ayudas de otro de los novedosos programas impulsados por la Diputación, relativo a los parques y jardines de la provincia.