El PP de Oliva critica la aprobación del presupuesto, antes de las elecciones, para cubrir facturas


Según los populares el consistorio ha convocado el pleno extraordinario de mañana viernes para aprobar los presupuestos de 2015 a mes y medio de elecciones, acción con la que Ana Morell cubriría las facturas del cajón y cumpliría con sus supuestos caprichos con el dinero público.




 

El PP de Oliva critica la aprobación del presupuesto, antes de las elecciones, para cubrir facturas

Para el PP resulta lamentable que el equipo de gobierno haya esperado a tal fecha para debatir un asunto cuya negociación requiere tiempo y consenso. En este sentido, para los populares esta rapidez atiende no sólo a una acción completamente electoralista, sino que es una nueva artimaña para lograr sus objetivos antes de la cita electoral.

De esta forma, los populares consideran que los presupuestos que presenta la concejal de Hacienda, Ana Morell, tratan supuestamente de tapar y cubrir todas las facturas acumuladas y cumplir con supuestos caprichos de algunos miembros del gobierno a costa de las cuentas municipales.

Entre estos puntos forzados en este pleno se encuentra la propuesta de modificación de la Relación de Puestos de Trabajo, propuesta por los concejales de Empleo y Empresa, David González, y de Bienestar Social, Paqui López, en la que detacaban dos puestos de la plantilla de personal del consistorio.

En ambas trabajadoras se daba la circunstancia de que participaron en el tribunal que evaluó y asigno una plaza de trabajo a la cuñada de González en el departamento de Bienestar Social, a cargo de López. Esta modificación plantearía un incremento de su salario hasta los 11.000 euros aproximadamente entre ambas.

En este sentido, para los populares, las prisas por aprobar los presupuestos de 2015, a horas casi inaccesibles para la mayoría de concejales y vecinos como son las 12 del mediodía, es una acción premeditada que cumpliría con los deseos de los socios de gobierno: colocar la montaña de facturas en los nuevos presupuestos y aumentar significativamente el gasto de personal a partir de cargos anteriormente inexistentes a cago de las cuentas municipales, en una partida que ya supone más del 50% del presupuesto actual.