El ayuntamiento de Gandia seguirá cumpliendo la ley de empadronamiento del Ministerio de Interior


La policía Local de Gandia seguirá comprobando los datos de los ciudadanos extranjeros, tal y como ya hacía con el gobierno local del PP en la presente legislatura.




 

El ayuntamiento de Gandia seguirá cumpliendo la ley de empadronamiento del Ministerio de Interior

El ayuntamiento de Gandia ha informado que el Ministerio de Interior reforzó el pasado mes de marzo, la ley de empadronamiento sobre el control de ciudadanos extranjeros residentes en España, obligando a los ayuntamientos a comprobar en un plazo de 3 meses, la veracidad de los datos aportados por los ciudadanos que solicitan ser empadronados en la ciudad ducal.

El coordinador general de asuntos de alcaldía, Javier Reig, ha informado que el Ministerio aportará así instrucciones técnicas a los ayuntamientos sobre el procedimiento correcto a la hora de empadronar a los ciudadanos extranjeros.

Por su parte, el Alcalde de Gandia, Arturto Torró, ha recordado que Gandia ya estaba actuando dentro de la legalidad vigente, a pesar de las críticas de los grupos de la oposición.

Con la resolución del Gobierno Central se demuestra que, según ha destacado el Alcalde, “en Gandia estábamos haciendo las cosas bien, dentro de la legalidad”. Es decir, que la ley permitía lo que se hacía en Gandia para comprobar la veracidad de los datos facilitados por los solicitantes de empadronamiento, “sean de la nacionalidad que sean”, ha añadido el Alcalde. Algo que ahora tendrán que hacer todos los Ayuntamientos de España. La nueva Ley obliga a los Alcaldes a “ordenar los actos necesarios para comprobar la veracidad de los datos cuando haya indicios que hagan dudar de su veracidad”.


Según palabras del Alcalde, “en Gandia hemos estado realizando esa comprobación cuando se ha dudado que los datos no eran correctos, y los hemos facilitado a la Policia Nacional para que realizara las comprobaciones oportunas”. Y eso se hacía en un plazo de una semana máximo. Y ahora, la nueva Ley amplía el margen de actuación para comprobar datos hasta los tres meses. Transcurrido ese plazo de tiempo, si no se objeta nada, se entiende silencio administrativo y el empadronamiento solicitado es correcto; y si se detecta o se sospecha alguna ilegalidad, se notifica y la autoridad competente actúa para eliminar el empadronamiento.

Con esta medida del Gobierno Central, que avala el sistema de empadronamiento aplicado en Gandia, se aclaran las dudas planteadas por los grupos en la oposición, especialmente por parte del PSOE, que lanzaban duras críticas a las medidas que aplicaba el Ejecutivo gandiense; unas medidas que ahora han de aplicar todos los Ayuntamientos de España. “El anterior gobierno socialista era permisivo; sólo quería llenar la ciudad de gente para ganar votos”, ha señalado el Alcalde.