La gestión de la economía de Oliva abre el debate del Aquí y Ahora de Onda Naranja Cope


Los representantes de cuatro de los cinco grupos municipales de la corporación del Ayuntamiento de Oliva han expuesto, en nuestro tiempo de debate presentado por Carmen Berzosa, su valoración y sus propuestas relacionadas con la gestión de las partidas económicas de cara a las próximas elecciones municipales del 24 de mayo.




 

La gestión de la economía de Oliva abre el debate del Aquí y Ahora de Onda Naranja Cope

Pepe Salazar, desde Gent d’Oliva, en su papel de cooperante del gobierno municipal, asegura que se ha sabido gestionar según la situación real de crisis, sacando el máximo rendimiento a las partidas ajustadas. Se han llevado a cabo actuaciones importantes con un presupuesto reducido de 15.000 euros en las áreas de medio ambiente y Cruz Roja, por tanto esa es la línea a seguir, aunque asegura que su grupo municipal no va a consentir la decadencia comercial y laboral por la que pasa Oliva, con el potencial que tiene.

Desde Compromís per Oliva, David González, afirma que el margen de maniobra ha sido escaso y el municipio se ha visto perjudicado por las anteriores legislaturas y la crisis general, aun así asegura que la situación ha mejorado y por tanto se piensa ya en presupuestos al alza, pero siempre en la misma línea de racionalización y contención del gasto.

En su turno, la socialista Ana Morell se ha centrado, como concejal responsable de Hacienda, en lo que se ha hecho en esta presente legislatura, en la que entró con una deuda de 15 millones de euros, y finaliza con cerca de 7 sin subir impuestos, por lo que asegura que se han saneado las arcas municipales, apretando el cinturón y priorizando los servicios básicos. El propósito principal del PSOE de Oliva es transformar la localidad en una ciudad de servicios, sin que el pilar central sea la construcción, por tanto, se pretende cambiar el modelo por uno que genere ocupación, de la mano del tejido empresarial. Apuestan por el emprendedurismo, bajando tasas de autónomo o bonificando la construcción de servicios entre otras medidas, todas ellas bajo un plan estratégico y con el concepto de ciudad siempre en mente.

Chelo Escrivà, del Partido Popular, pretende centrar sus esfuerzos en la gestión económica y esa deuda, apostando por el potencial del municipio y procurando acoplar esa mejora económica a todos los sectores para crear empleo. Pretenden sobre todo potenciar el sector turístico, agricultor y comercial para que la ciudad resurja, por ello cuentan con un plan organizado y profesionales del sector en sus filas. Los populares proponen distribuir los gastos para adecuar todos los sectores y priorizar el bienestar del ciudadano.