El Partido Social de Gandia aspira a ser el “partido bisagra” en la próxima legislatura


La candidata a las elecciones por el Partit Social de Gandia Mónica Richart apuesta, en líneas generales, por un nuevo modelo de ciudad, calificada como amable, con el propósito de hacer política para las personas.




 

El Partido Social de Gandia aspira a ser el “partido bisagra” en la próxima legislatura

El PSdG nace de la mano de Richart ante la situación en la que el PSOE no plantea la renovación y después de pasar 3 años al margen de la política. Afirma que no es el partido de Mónica Richart, aunque lógicamente sea la cara visible, pero son un equipo que trabaja de forma asamblearia, ella únicamente da la cara. La candidata niega que el partido esté financiado por Arturo Torró y en ningún momento se ha creado para hacerle el juego al PP de Gandia. Se financia por aportación de los militantes sin cuota fija, y de familiares y conocidos que colaboran.

Desde el Partit Social de Gandia son conscientes que es una situación complicada, es muy difícil hacerse hueco en la política gandiense ya que se presentan 9 partidos, de modo que su primer logro es el poder reunir 25 candidatos.

El objetivo principal es llegar a ser partido bisagra, siendo conscientes que es muy complicado por la falta de trayectoria y poder económico, aunque aseguran tener cordura y sentido común. Quieren aportar consenso por el bien de los ciudadanos y dejar estar los intereses partidistas y de polémicas que no benefician a nadie.

Plantean una ciudad amable, de bienestar, hacer política pensando en las personas, porque se está pasando por alto la mala situación de muchos vecinos. Una política basada en el turismo y el comercio, apuesta al 100% por la playa todos los días del año.