El 5% de los inmigrantes que llegan en cayuco precisa atención sanitaria


El 5% de los inmigrantes que llegan en un cayuco precisa atención sanitaria. Entre éstos, el 63% pudo ser atendido in situ y un 36% tuvo que ser trasladado a centros sanitarios. Son datos de un estudio realizado con más de 26.000 inmigrantes y presentado en el XXVI Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) que estos días se celebra en la Feria de Valencia organizado por la Societat Valenciana de Medicina Familiar i Comunitària.




 

El 5% de los inmigrantes que llegan en cayuco precisa atención sanitaria

Se realizó el estudio porque querían conocer la patología que traían en el momento de desembarcar y saber si hacía falta disponer de un servicio permanente para atenderlos. No se habla de un problema puntual, sino de algo casi cotidiano que requiere más médicos y recursos.

 

Uno de los problemas más frecuentes entre los que necesitaron asistencia fue la hipotermia, que afectó al 35%, ya que son muchas horas a la intemperie y la mayoría vienen con poco más que un chubasquero porque el espacio es mínimo. Las hipoglucemias están presentes en el 28% y se producen al quedarse sin comida porque no llegan en el tiempo estimado. Suelen tardar en llegar entre seis y ocho días. Depende del viento y del peso de la embarcación.

 

Hacinamiento en el cayuco

 

Los efectos del hacinamiento son importantes. El riesgo de contagio de una gripe o una tuberculosis entre personas apiñadas durante una semana es mucho mayor. Los cayucos varían poco y suelen venir unos sesenta de media por cayuco, pero en algunos casos viajan hasta ochenta. Eso significa no poder ni moverse. Cuando hay golpes de mar, se aferran al cayuco para evitar caer y si las tablas no están bien cepilladas, se producen erosiones en manos y piernas.

 

Según el estudio presentado en Valencia, los casos más graves son de dolor abdominal por haber bebido agua salada. También han habido embarazadas pero ninguna que desembarcara con parto inminente. Al ser embarazos sin control, todas ellas son trasladadas a un hospital que tenga un ginecólogo de referencia para que se les realice las ecografías y analíticas oportunas.