El PSOE de Gandia acusa al PP de regalar los chiringuitos de la playa para 10 años


Los Socialistas entienden que Arturo Torró intenta esquilmar las arcas públicas hasta el último día de su mandato consciente de su debilidad, beneficiando de nuevo a sus amigos la víspera electoral.




 

El PSOE de Gandia acusa al PP de regalar los chiringuitos de la playa para 10 años

Ante el anuncio que el Gobierno local del PP ya ha sacado a licitación, con un retraso considerable, la explotación de los chiringuitos de la playa de Gandia por una suculenta concesión a diez años, prorrogables, y con una subasta que ‘casualmente’ se llevará a cabo el próximo 1 de junio (antes de la toma de posesión de la nueva Corporación) desde el Grupo Municipal Socialista han solicitado que se paralice este proceso.

El portavoz del PSOE de Gandia, Vicent Mascarell, ha denunciado que el pliego de condiciones que hoy publica el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), se ha realizado sin ningún trámite de participación pública, sin consulta previa a la oposición ni comisión informativa alguna.

“Debe ser un nuevo gobierno objetivo, sin hipotecas ni intereses personales, el que gestione un proceso limpio y con garantías”, sostiene el portavoz socialista, Vicent Mascarell, quien entiende que en este procedimiento tienen que participar también familias de Gandia y empresarios con el objetivo de ofrecer un buen servicio para ganarse la vida dignamente. Cabe recordar que el gobierno  del PP no ha tenido ningún tapujo esta legislatura para darle el famoso chiringuito número 2 al socio del actual concejal de Playas, Pepe Just.

De este modo, a tres días escasos de las elecciones municipales, el Gobierno local del PP está intentando adjudicar la gestión de un total de trece chiringuitos, mediante un procedimiento de adjudicación urgente y sin apenas tiempo para que aquellos interesados puedan optar a dichas concesiones. “Con ello, se beneficia descaradamente a los actuales empresarios concesionarios, amigos y agraciados por parte de Torró, a los que ha venido otorgando una prórroga tras otra, eso sí, a coste cero”, recuerda Mascarell.

“En este proceso oscuro, Torró intenta esquilmar las arcas públicas hasta el último día de su mandato consciente de su debilidad, intentando  beneficiar de nuevo a sus amigos la víspera electoral”, concluye el portavoz del Grupo Municipal Socialista.