Las elecciones dejan resultados y valoraciones dispares en la Safor


Se habla de debacle en el PP, del descenso del PSOE en número de votos y también concejales en la Safor y el auge destacado de Compromís.




 

Las elecciones dejan resultados y valoraciones dispares en la Safor

Se habla de debacle en el PP, y lo cierto es que pese a que muchos de los municipios de la Safor han obtenido mayorías populares, pocos son los municipios que mantendrán alcaldías populares. Lo cierto es que el PSOE también ha descendido de forma destacada en número de votos y también concejales en la Safor, pero el auge destacado de Compromís, abre la puerta a un gran número de pactos de izquierdas en la comarca.

 

En la Comunitat el PP es la fuerza que más pierde y eso le cuesta la Generalitat y la continuidad de Fabra, en estos días se tendrá que decidir si la presidencia es para PSOE o para Compromis, para lo que la participación de las fuerzas emergentes de Ciudadanos y Podemos van a ser decisivas. En el Parlament, mande quien mande, habrá representación de la comarca con Juan Carlos Fuster por el PP, Jordi Juan y Enric Morera por Compromís, Alfred Boix por el PSOE y David Torres por Podemos.

 

En la Safor, las cosas no han quedado nada claras y todo va a depender de muchos posibles pactos, la mayoría de las fuerzas de izquierda gracias al auge de Compromís.


Las ciudades más llamativas son Tavernes, donde Compromis ha subido como la espuma convirtiendo a Jordi Juan en alcalde con mayoría absoluta, por lo que Juan valoraba muy positivamente el resultado y la campaña en la que aseguraba “ni las calumnias ni las jugadas sucias han podido con la gestión realizada durante estos años”, por lo que agradecía a los valleros su apoyo.

 

En Oliva la cosa ha quedado más que incierta y sólo se conoce la postura de Carlos Mengual, líder del PSOE que tras perder casi 2.000 votos y 2 concejales con respecto a las anteriores elecciones ha asumido el varapalo y ha asegurado que no pactará con nadie porque interpreta que los olivenses se lo han dejado claro “no quieren que yo sea alcalde”, por lo que intentará aportar desde la oposición. La llave de la ciudad la puede tener Blai Peiró que con su partido Projecte Ciutadans Oliva ha pasado de 2 a 4 ediles y por tanto fuerza decisiva y se ha mostrado dispuesto a “hablar con todos y estudiar todas las propuestas antes de tomar una decisión que se basará en el bien de Oliva por encima de las siglas y partidos”. Entre tanto, Compromís, que mantiene el resultado de los anteriores comicios, podría plantear pacto de gobierno con todas las fuerzas excepto el PP.

 

En Gandia las cosas tampoco están claras, ya que aunque Torró valoró positivamente el resultado en el que mantiene el tipo con 12 concejales y según él convierte a Gandia en “una isla verde del PP en la Comunidad Valenciana”, y pese a sus acercamientos a Ciudadanos y Ciro Palmer, abogando a la similitud de creencias religiosas e ideología, no parece que tenga cerca el pacto ya que Ciudadanos exige su cabeza y la de sus asesores de prensa por el affair de los panfletos contra C’s en elecciones. El PSOE de Diana Morant ha asegurado que pese a perder 3 ediles, “no hemos perdido porque 13 son más que 12 y la victoria está en impedir que Arturo Torró gobierne en Gandia”, por lo que está dispuesta a un pacto a tres. A todo esto, Més Gandia, la fuerza emergente que pasa de 2 a 5 concejales, ha valorado muy positivamente el resultado que “acaba con las mayorías absolutas y el rodillo del PP”, pero de momento no ha decidido su postura final, aunque según las asambleas parciales celebradas antes y después de los comicios, todo apunta a que se votarán a sí mismos y por tanto no habría pacto ya que Ciro Palmer se niega a votar a ningún candidato que no sea él y lo que propone es encabezar un “gobierno de emergencia”.