Comparativa de los resultados de las elecciones de la Safor


Los 31 municipios de la Safor se someten a una comparativa de los resultados de las elecciones entre los pasados comicios y los actuales.




 

Comparativa de los resultados de las elecciones de la Safor

Las elecciones en Ador han confirmado la mayoría absoluta de la coalición Gent d’Ador en un municipio en el que además el PP sigue en retroceso perdiendo un concejal y quedándose en 3. Es de los pocos municipios en el que el índice  de participación fue ligeramente superior al de los anteriores comicios.

 

En Alfauir el PSOE ha crecido en votos consolidando su mayoría absoluta frente a la caída de votos de los populares. En este municipio sí se cumple la tónica de la comarca y el número de votantes descendió ligeramente con respecto a los anteriores comicios.

 

Almisserà es de los pocos municipios en los que el PP sube en votantes y consolida su mayoría absoluta mientras lo más destacado es la desaparición del PSOE del consistorio y la aparición de Compromís con 3 ediles. Aquí también desciende el índice de participación en casi dos puntos con respecto a 2011.

 

Almoines es uno de los municipios en los que el gobierno depende de pacto, porque aunque Compromís aumenta ligeramente en votos y el PP desciende ligeramente, el número de votos proclama ganador a Compromís empatando a concejales con los populares. El PSOE sufre otra debacle y desaparece cediendo sus tres ediles a Units per Almoines que tendrá la llave de la alcaldía y que podría estar dispuesto a negociar con Compromís.

 

En Barx, pese a bajar la participación, el PP mantiene sus 4 ediles, al igual que el PSOE pese a perder votos ambas formaciones. Desaparece Compromís y Plataforma y sus tres ediles pasan a Ciudadanos que volverá a ser clave para la gobernabilidad.

 

Tampoco está claro en Bellreguard, donde se repite la configuaración de los grupos municipales pese a que PP y PSOE suben en número de votos y Compromís baja. Todo apunta a un posible pacto PSOE/Compromís aún sin confirmar.

 

Beniarjó es uno de los municipios en los que se pasa de mayoría absoluta histórica del PP a una situación de incertidumbre al obtener 3 concejales PP, PSOE y Compromís, lo que augura un pacto PSOE/Compromís para la legislatura.

 

También hay vuelco electoral en Benifairó ya que el PSOE pierde casi la mitad de los votos que son captados por Compromís y lo alzan a la fuerza más votada. PP pierde votos y se queda con 2 concejales y EU, pese a ganar votos, mantiene un concejal, por tanto los pactos serán los que determinen el nuevo gobierno en el que se prevé como alcalde al nacionalista Josep Antoni Alberola.

 

En Beniflà, se mantiene prácticamente el mismo reparto de la anterior legislatura ya que pese a que el PP aumenta de forma importante en número de votos, no supera la barrera de los 3 ediles, por lo que el gobierno seguirá siendo con 4 regidores para el socialista David Ribas.

 

Benirredrà es otro de los municipios que mantendrá la mayoría absoluta en manos de la socialista Loles Cardona que consigue una veintena más de votos, frente a la caída del PP que pierde 177 votos y un concejal y Compromís que irrumpe en el consistorio con 1 edil.

 

En Castellonet de la Conquesta, también aparece en el consistorio Compromís con 1 edil, pero la fuerza mayoritaria sigue siendo el PP con 4 ediles pese a la pérdida de votos.

 

Por otra parte, Daimús es otro de los municipios en los que se repiten los resultados dando una nueva mayoría absoluta a Javier Planes del PP quien además aumenta ligeramente en número de votos con respecto a los anteriores comicios. Compromís mantiene sus 3 ediles y el PSOE, pese a aumentar en más de 60 votos, sigue siendo la fuerza menos votada con tan solo 1 edil en la corporación que no sufrirá cambios en la legislatura.

 

En Guardamar, la situación jurídica de su alcalde le obligó a formar un nuevo partido de Gent de Guardamar, heredero de su anterior formación, Compromís y que ha repetido prácticamente resultados pese a perder votos. El PP también pierde votos y 1 edil y aparece Unión de ciudadanos con 1 concejal y a un solo voto del segundo.

 

La Font cambia de color político y el PP pierde la mayoría y la alcaldía al pasar de 4 a 3 ediles y el PSOE consigue la mayoría abosluta con 6 ediles frente a los 4 que tenía en la anterior legislatura. Compromís se mantiene y desaparece Plataforma para ceder un edil a Ciudadanos.

 

Pocas sorpresas en l’Alqueria, ya que pese a que el PSOE pierde casi un centenar de votos y 1 edil, mantiene la mayoría absoluta.  El PP mantiene 2 ediles y Compromís sube en votos y en ediles para conseguir ser la segunda fuerza con dos concejales.

 

Pese a que en Lloc Nou no habrá cambios dado que el PSOE tiene mayoría absoluta, sí hay que destacar que el PSOE aumenta en votos y en ediles al pasar de 4 a 5, consolidando su mayoría absoluta, mientras que el PP se hunde perdiendo 2 concejales y la mitad de sus votantes. Compromís irrumpe en el consistorio con un concejal empatando a los populares.


En Miramar, se consolida la mayoría absoluta del PSOE que además sube en número de votos mientras el PP pierde casi la mitad de sus votos y se queda con dos concejales cediendo un concejal a Compromís que aumenta en 100 votos con respecto a los anteriores comicios.


En Palma de Gandia el PP sigue siendo la fuerza más votada pero pierde un concejal quedándose en 4, lo que deja la alcaldía en manos de un posible pacto PSOE/Compromís que obtienen 3 y 2 ediles respectivamente pese a que el PSOE baja en número de votos.

 

Palmera seguirá siendo gobernada por Compromís y su alcalde Àlvar Català que además aumenta en votos y concejales lo que sumado a la caída del PP deja un ayuntamiento con una única fuerza política.

 

En Piles, el convulso final de legislatura ha conformado un ayuntamiento completamente diferente ya que pese a que se mantendrá como alcalde David Morant, no lo hace bajo las siglas del PP, sino como independiente y obtiene mayoría absoluta con 7 concejales. El PP desaparece del consistorio y el PSOE, pese a perder casi 200 votos mantiene 3 concejales. Compromís mantiene 1 edil pese a subir en votos.

 

Potries, pese a cambiar de candidato, sigue siendo feudo nacionalista y Compromís mantiene la mayoría absoluta aumentando en votos aunque no en concejales. El PP pierde 1 edil, manteniendo uno y un buen número de votos y el PSOE pierde también casi 100 votos y pierde otro concejal quedándose con 2.

 

Rafelcofer sigue siendo socialista con mayoría absoluta pese a perder casi 50 votos. Sus 5 ediles le dan el gobierno. El PP pierde votos y se queda con 2 concejales y Compromís aumenta en votos y concejales consiguiendo 2 representantes.

 

En Real de Gandia, Vanessa Martínez pierde la mayoría absoluta por 8 votos, lo que complica la legislatura ya que tendrá que buscar un pacto con Compromís o perderá la alcaldía en manos del PSOE que empata en concejales con el PP con 5 cada uno. Compromís será la fuerza decisiva al mantener el edil que tenía.

 

En Rótova, por contra, el PP mantiene la mayoría absoluta pese a perder votos, lo que permitirá gobernar cuatro años más a Toni García. Compromís consigue 4 concejales, subiendo en número de votos y también en un concejal con respecto a los anteriores comicios. El PSOE sigue sin representación y vuelve a perder votos.

 

Simat se encuentra con un consistorio multipartidista ya que todas las fuerzas políticas que concurrieron a las elecciones han obtenido representación. Aun así, el PP mantiene la mayoría pese a perder dos concejales y quedarse con 4, el PSOE pasa de 3 a 1 concejal, EU se consolida como segunda fuerza política subiendo de 1 a 3 ediles. Compromís sube de uno a dos concejales y la coalición Per Simat-EU mantiene 1 edil. Aunque todo puede pasar en este consistorio, el actual alcalde popular Sebastián Mahiques confía en poder mantener la alcaldía.

 

Más claras están las cosas en Villalonga tras la mayoría absoluta del PSOE, que gana dos ediles con respecto a la anterior legislatura consiguiendo 6 concejales. El PP baja a 3 concejales y Compromís mantiene los 2 que ya tenía en la anterior legislatura, por lo que Enric Llorca tendrá una legislatura previsiblemente mucho más tranquila.

 

Xeraco es otro de los municipios en los que unos pocos votos cambiarían el panorama electoral y es que el PP, pese a volver a ganar las elecciones, no consigue la mayoría absoluta por tan solo cuatro votos, lo que previsiblemente le volverá a dejar en la oposición dado que PSOE y Compromís ya han anunciado las negociaciones para reeditar un pacto de gobierno similar al que les dió la alcaldía a mitad de legislatura gracias a la moción de censura presentada. Eso sí, en esta ocasión sera condición indispensable la alternancia en la alcaldía, algo que no está todavía nada claro.

 

En Xeresa, las cosas están mucho más claras dado que pese a la bajada de votos de Compromis, mantiene 7 ediles y por tanto la mayoría absoluta. El PSOE desaparece del consistorio y el PP, que aumenta en número de votos, consigue 4 concejales, uno más que en la anterior legislatura. Tomás Ferrandis seguirá de alcalde.

 

Pese a la pérdida de votos, el PP se mantiene en Gandia como fuerza más votada rozando la mayoría absoluta con 12 concejales mientras el PSOE sufre una debacle al quedarse con 7 concejales, 3 menos que en las anteriores elecciones. La fuerza emergente es Més Gandia, que pasa de 2 concejales con Compromís a 5 ediles, pero quien se postula como decisivo es Ciudadanos con 1 concejal, lo que le puede permitir pactar a derecha o izquierda.

 

Oliva es el segundo municipio de la Safor en el que todas las fuerzas políticas que se presentaban han obtenido representación. El PP vuelve a ganar pero pierde votos y un concejal, quedándose en 6. Compromís mantinen los 5 concejales pero se conforma en segunda fuerza política. El PSOE pierde dos concejales quedándose con 4, los mismos que obtiene Projecte C’s Oliva.  EU y Gent d’Oliva obtienen 1 concejal, pero una impugnación de Compromís puede cambiar el resultado electoral. Pese a todo, los pactos serán los que decidan el gobierno, que ahora se vislumbra incierto ya que solo el PSOE ha asegurado que no va a pactar y se quedará en la oposición.

 

Tavernes ha sido un ejemplo claro de la dinámica seguida en la Comunitat, aunque no en la Comarca. Aquí Compromís, con Jordi Juan a la cabeza ha conseguido 10 concejales y así la mayoría absoluta, mientras el PP perdía un importante número de votos y se quedaba con 4 concejales y el PSOE se hundía hasta los 2 ediles. EU mantiene el tipo con 1 concejal. Aquí la gobernabilidad está clara pero tanto PP como PSOE han abierto perido de reflexión para valorar los resultados obtenidos.