El Club de Rugby La Safor celebró su 35 aniversario


El pasado sábado 30 de mayo por la mañana se jugó a última Trobada Intermunicipal entre los equipos de Alzira R.C., Tavernes R.C. y el C.R. La Safor.




 

El Club de Rugby La Safor celebró su 35 aniversario

Coincidió con las actividades de celebración del 35 aniversario del C.R. La Safor, por lo que desde el comienzo se pudo sentir el espíritu lúdico con el que el club anfitrión comenzaba la larga jornada.

El Alzira ganaba sus partidos, con algo de batalla que ofrecía La Safor para equiparar la clasificación. Aunque con muchas bajas en los tres equipos por diversas causas, ninguno de ellos quería perderse esta última jornada, que cierra una temporada en la categoría sub12 muy productiva y en la que se ha visto una progresión de menos a más de todos los clubes participantes. Respecto a los resultados, el Alzira ganó sus dos partidos, mientras La Safor solo ganaba el disputado contra Tavernes. Pero lo importante llegaba en el tercer tiempo, donde los padres de los jugadores de La Safor volvieron a lucirse ofreciendo un banquete digno del trabajo realizado durante toda la temporada por los equipos y monitores.

Por la tarde comenzaron las chicas del equipo femenino enfrentándose al equipo de categoría sub14. Pronto tomaron la iniciativa los menores de 14 años marcando varios ensayos que les hacían adelantarse por bastante en el marcador. Solo en la segunda parte las chicas despertaban para anotar tres ensayos que les acercaba en el marcador. Pero los sub14 aprovecharon su mayor rapidez para buscar los laterales del campo, más desprotegidos y escaparse hasta la zona de ensayo, ganando el partido.

Posteriormente y como novedad se jugó un partido de Rugby Inclusivo, con los jugadores de la Fundación Espurna y la ayuda de entrenadores del Cullera R.C. y la asociación TRI (Trust Rugby International). Sorprendieron con acciones bien elaboradas y jugadas rápidas de varios de sus componentes. Todos los asistentes a este partido valoraron muy positivamente el trabajo que la Fundación Espurna junto con TRI están haciendo y los valores positivos que están transmitiendo a los participantes, abriendo el mundo del rugby a las personas con discapacidad.

El último partido fue el tradicional Trofeo Veteranos en el que los que más años llevan en el club se enfrentan a los que se han incorporado más recientemente. Muchas caras de jugadores ya retirados mezclados con los que suben de la escuela para reforzar el equipo senior de la temporada que viene. A pesar de la mayor cantidad de años, lesiones y dolores crónicos, los veteranos volvieron a ganar, llevandose los “novatos” la tan preciada cuchara de madera. En favor del equipo novato hay que decir que el partido fue muy igualado hasta casi el final y solo la picardía de los más experimentados hacía declinar la victoria a favor de los veteranos. A pesar de la gran cantidad de ausencias, la celebración de este año ha sido una de las más numerosas de los últimos años. Esperemos que la temporada que viene se pueda comenzar en el nuevo campo de rugby.