El PP de Gandia denuncia que el nuevo gobierno les prohíbe la entrada a las dependencias municipales, despacho e IPG



El propio Arturo Torró, ya se ha puesto en contacto con la socia de gobierno del PSOE y portavoz de la Plataforma Més Gandia, Lorena Milvaques, para expresarle su malestar por lo que considera un atropello de sus derechos, al margen de la legislación vigente




 

El PP de Gandia denuncia que el nuevo gobierno les prohíbe la entrada a las dependencias municipales, despacho e IPG

El exalcalde de Gandia, Arturo Torró, ha denunciado públicamente la forma de comenzar a gobernar la ciudad por parte de la nueva corporación municipal, liderada por la alcaldesa Socialista, Diana Morant. Torró, como Presidente de la empresa Pública IPG, ha denunciado que tanto a él como al resto de trabajadores les han prohibido la entrada a la empresa pública, a sus despachos y dependencias municipales por orden de la nueva alcaldesa, pero con una simple orden sin el correspondiente decreto de alcaldía. Una medida que consideran ‘ilegal’, a manos de Diana Morant, y a la que ha tildado de ser una simple marioneta en manos de Vicent Mascarell y del anterior alcalde Socialista, José Manuel Orengo, movidos por el odio y el rencor hacia el PP.


Desde el sindicato de CC.OO, la Portavoz de los funcionarios, María Roig, ha denunciado la situación a la que han sido sometidos los trabajadores de la empresa pública IPG, así como la forma de actuar del nuevo gobierno local; una situación que nunca antes había vivido en la ciudad de Gandia.


Por último, el Presidente de la empresa Pública IPG, Arturo Torró, ha anunciado su intención de presentar denuncia contra la nueva corporación municipal por sentirse víctima de lo que considera un ‘estado policial’ al más puro estilo ‘chavista’.


Fuentes municipales, han confirmado esta misma mañana que el Secretario y funcionario del Ayuntamiento ha certificado que a fecha de hoy, Arturo Torró sigue siendo el Presidente de la empresa pública IPG, por lo que es rotundamente falso que el cese de Torró, y la alta de la nueva alcaldesa al mando de IPG, sea un trámite que se produzca de forma automática.